El Intasa lanza esta tarde en casa su última moneda al aire

Fernández da instrucciones a Coto y Fernández durante un encuentro | jorge meis

Con casi todo en contra, el Intasa San Sadurniño se ha colocado en la última semana de competición de Superliga con opciones de conservar su plaza en la elite nacional. “Llegar aquí con ‘chance’ es una gran noticia, y hay que estar contentos”, señala Agustín Fernández, técnico de la formación local pocas horas antes del duelo definitivo ante el Rotogal Boiro –19.00 horas, Municipal–. “Es un rival superior en un montón de cosas”, comenta el preparador “y por las circunstancias será un partido duro, va a ser una final”.

Y tanto. Y es que los de San Sadurniño se juegan en este partido una campaña que comenzaron en octubre con muchos problemas, y yendo de menos a más, especialmente desde el pasado mes de enero. Desde esas primeras jornadas del año, y como apunta el entrenador, se apuntaló el equipo titular de los azulones que, desde entonces, ha ido creciendo hasta llegar a su verdadera prueba de fuego, la de esta tarde ante un grupo boirense que peleará en estos últimos días de competición por ocupar la quinta posición.

Con Luciano Coto y el murciano Fran Fernández ya a pleno rendimiento, la recepción local se ha convertido en el pilar de la mejoría local, transformándolo en “un rival difícil y al que hoy los equipos nos tienen que venir a ganar”, y no simplemente a pasar el trámite ante el, durante gran parte de la liga, colista. Una posición que los de San Sadurniño “regalaron” el pasado fin de semana al Ibiza –y que supuso el descenso de los baleares tras diez campañas en la categoría– en un gran duelo visitante, merced al que el opuesto Leozão y el central Verdi formaron parte del equipo ideal de la pasada jornada.



Espectáculo


Los locales esperan ofrecer a su público un espectáculo igual al de hace cuatro días en tierras ibicencas, y con igual resultado, ya que solo el triunfo por 3-0 o 3-1 le sirve a los locales. Un pabellón municipal que esperan se llene para este decisivo duelo, convirtiendo la tarde en una auténtica fiesta que comenzará con una degustación de mejillones como aperitivo del plato principal. Un menú para el que los socios de Racing, O Parrulo y Baxi cuentan con entrada gratuita, mientras que los del Aldebarán podrán retirar una invitación para convertir la pista en una auténtica caldera, ya que lograr la salvación, y hacerlo además un miércoles, no se presenta como una tarea sencilla sin apoyo en las gradas. 

El Intasa lanza esta tarde en casa su última moneda al aire

Te puede interesar