Martes 18.12.2018

López gana un agitado rally

Los motores habían dejado de rugir ya, pero la emoción e incertidumbre por conocer al ganador de la cuadragésimo novena edición del Rally de Ferrol se prolongó aún durante algún

49 Rally de Ferrol.
49 Rally de Ferrol.

Los motores habían dejado de rugir ya, pero la emoción e incertidumbre por conocer al ganador de la cuadragésimo novena edición del Rally de Ferrol se prolongó aún durante algún tiempo más. 9,1 segundos separaron al término de los tramos cronometrados al a la postre ganador, José María López –Citroen DS5 R5–, del segundo clasificado, “Cohete” Suárez –Hyundai I20 R5–. Pero una reclamación de este último, que de prosperar habría dado un vuelco a la clasificación, prolongó el suspense.
Su queja no fue a más, pero la polémica y tensión que se derivó de ella –Suárez no festejó su segundo puesto ni saludó al vencedor– fue el ingrediente que faltaba para convertir esta edición de la carrera local en una de las más igualadas y “rocambolescas” de los últimos años. Lluvia intermitente, problemas mecánicos, abandonos entre los favoritos, pinchazos, neutralizaciones y alternativas en la clasificación alimentaron esa fama que arrastra la prueba ferrolana de ser tan exigente como impredecible.
Si no, que se lo digan a los dos pilotos que llegaron a Ferrol rivalizando por el liderato del Nacional de asfalto, Miguel Fuster e Iván Ares, que tuvieron de todo menos un rally tranquilo. El primero, de hecho, acabó su concurso de forma precipitada tras sufrir problemas mecánicos; el segundo cedió una victoria que ya casi acariciaba como consecuencia de un pinchazo que estuvo a punto de costarle también el abandono. Sin duda, su imagen cruzando la meta del séptimo tramo con la rueda delantera reducida a la mera llanta fue una de las más impactantes del este rally.
Tantos condicionantes externos hicieron que los vehículos, en otras circunstancias decisivos, perdiesen importancia y de ese río revuelto sacasen partido secundarios de lujo como José Manuel López, que en su primera incursión este año en el Nacional de asfalto se llevó una meritoria victoria. Meritoria y no exenta de impedimentos, pues cubrió toda la segunda jornada disputada ayer con problemas en su caja de cambios que le impidieron utilizar la primera marcha.

Complicaciones
Un sinfín de lances que, salvo estos contratiempos de López, se concentraron en la parte final de la carrera. Y es que, hasta ese séptimo tramo de San Sadurniño-Somozas, la prueba seguía un guion de lo más convencional. Suárez e Iván Ares se habían repartido las victorias “scratch” en los dos recorridos de la mañana y el de Cambre lideraba la carrera con once segundos y medio de ventaja sobre “Cohete” Suárez y poco más de doce respecto a Miguel Fuster. López, cuarto a casi 17, completaba entonces la nómina de aspirantes, pues por detrás Pernía, Vinyes, Senra y compañía se habían dejado en el mejor de los casos más de dos minutos y medio hasta ese momento.
Se quejaba el alicantino Fuster en los prolegómenos de la carrera que nunca había tenido demasiada suerte en el rally departamental y sus peores premoniciones se cumplieron.
Un golpe en una de las ruedas traseras le obligó a parar en mitad del séptimo tramo. Problemas mecánicos que acabaron provocando su abandono en una sección que, además, tuvo que ser neutralizada cuando apenas quince pilotos habían transitado por ella tras una salida de vía de Alberto Sansegundo. Un hecho que, al tratarse de uno de los trazados más largos, varió la estrategia de muchos de los pilotos que luchaban, más allá de los puestos de privilegio, por mejorar su clasificación.
López fue el más rápido en él, situándose a solo 14 segundos de un Iván Ares al que todo parecía ponérsele de cara para revalidar la victoria alcanzada el pasado año e inscribir por tercera ocasión su nombre en el palmarés de esta prueba.
Nada más lejos de la realidad. Un inoportuno pinchazo durante el tramo de Valdoviño dio un vuelco a la clasificación. El cambrés comenzó a perder aire en una de sus ruedas, pero con Fuster fuera de carrera acabar la prueba cobraba una importancia capital para él de cara a la general. Por eso se afanó en terminar un trazado que completó rodando sobre la llanta. Por el camino se dejó 53 segundos respecto a López, que se llevó la victoria y salió del tramo como líder provisional, con 9 segundos de ventaja sobre Suárez.
Una renta que resultó decisiva, pues los apenas nueve kilómetros del último tramo de Ferrol no fueron suficientes más que para que “Cohete” se llevase otro triunfo intermedio, en el que apenas recortó dos décimas.
Entre los locales, Pablo Rey y su Suzuki Swift –Escudería Ferrol– fueron los más destacados en la décima posición.

Copas
Víctor Senra se impuso en su mano a mano con Diogo Gago para llevarse la victoria en la Copa Peugeot Rally Cup Ibérica. Un duelo que dio empaque al rally al igual que el que Berdomás sostuvo con el local Fernando Rico en la Copa Suzuki Swift y que se decantó a favor del primero.
En otra de las copas de referencia, la Dacia Sandero, Ignacio Barredo se llevó la victoria sobre José Álvarez. l

Comentarios