miércoles 12/8/20

Félix Martínez da en Uruguay un paso más en su carrera

El preparador físico ferrolano ejerce su trabajo a las órdenes de Gustavo Munúa en las filas de Nacional
Félix Martínez, ejerciendo su labor en el club de Montevideo  | cndef
Félix Martínez, ejerciendo su labor en el club de Montevideo | cndef

Aunque por cuestiones administrativas naciese en A Coruña hace 32 años, Félix Martínez se siente ferrolano porque en la ciudad naval fue donde se desarrolló. “Fui al colegio y al instituto hasta que me fui a la Universidad”, recuerda. Ahí, después de cursar INEF, empezó su vinculación laboral con el fútbol porque, en su faceta de preparador físico, primero formó parte de la estructura de base del Deportivo, luego pasó al filial deportivista –en donde conoció a Gustavo Munúa– y hasta acabó desarrollando su trabajo en el primer equipo de la entidad, cuando el entrenador era Clarence Seedorf.

La vida de Félix Martínez, después de salir del club herculino tras seis años, ha seguido vinculada al fútbol. Lo hace como parte de un cuerpo técnico que lidera Gustavo Munúa y completa Christian Berman –con los que coincidió en un Deportivo Fabril que se quedó al borde del título del grupo 1 en la campaña 17/18–. Con ellos estuvo una temporada y media en el Cartagena –en la 18/19 acabó segundo en la liga regular del grupo 4 y se quedó sin el ascenso en la penúltima eliminatoria de la promoción; en la siguiente ocupaba el liderato hasta que una propuesta “interesantísima” le hizo dar un paso más en su carrera con el objetivo de acabar volviendo al fútbol profesional de España–.

Aventura
El paso lo dio en Nacional, que junto a Peñarol es un grande del fútbol uruguayo –es, con 47 títulos, el que más tiene del torneo nacional– y que juega la Copa Libertadores, la competición internacional sudamericana. De ahí que considere esta etapa como “una aventura increíble” y que reconozca que no le costó demasiado tomar una decisión que consultó con familia, pareja, amigos... y que le ha hecho renunciar a su faceta como docente, ya que estaba trabajando como profesor en el ciclo Tafad.

En Uruguay, además, cuenta con el apoyo de Munúa y Berman, que ejercen el papel de anfitriones tanto en el país como en el club. “Gustavo fue jugador y capitán de Nacional, una figura aquí. Es un personaje sólido en de la entidad y eso te da un respaldo. Y, en cuanto a Christian, su primera experiencia como entrenador fue aquí, además de haber jugado en el club”, explica a la hora de explicar la estabilidad que eso le llega a aportar.

En Uruguay, Félix Martínez se ha encontrado un fútbol diferente al que se juega aquí –“quizás en España haya más talento individual en los futbolistas de Primera, pero los equipos son competitivos”–. Incluso, aunque apunta que “los planteamientos de los partidos son más de respuesta que de propuesta”, dice que “si no das el cien por cien en todos los partidos, ni Nacional o Peñarol se pasean”.

Además, lejos de la idea de que el fútbol sudamericano abusa de “sobar” la pelota, Félix Martínez explica que “aquí el fútbol es más directo, más de disputa... más bruto por así decirlo”. Por eso, su trabajo como preparador físico consiste en potenciar esas condiciones pero, además, expone que “queremos que nuestra metodología de trabajo sea atractiva para el jugador, que el balón siempre esté integrado en las tareas y las decisiones se tomen a una velocidad alta. Queremos que Nacional sea protagonista con el balón”.

Comentarios