domingo 15.12.2019

El Baxi sufre una derrota tan dolorosa como esperanzadora

El cuadro ferrolano cayó en la prórroga ante el Gernika después de estar once puntos arriba

Chatilla van Grinsven fue la máxima anotadora del Baxi Ferrol | Jorge Meis
Chatilla van Grinsven fue la máxima anotadora del Baxi Ferrol | Jorge Meis

Pocas veces estuvo el Baxi Ferrol tan cerca de la victoria esta campaña como ayer en Maloste. Las ferrolanas, que a falta de cuatro minutos exactos ganaban por nueve puntos de diferencia, acabaron perdiendo en la prórroga un partido en el que su notable evolución y mejoría no fue suficiente para darle la primera victoria de la temporada.  
Quizás ante cualquier otro rival las pupilas de Sandra Prieto podrían haberse llevado el triunfo, pero las ferrolanas tenían enfrente a un adversario como el Gernika, que a pesar de no estar ayer especialmente inspirado cuenta en sus filas con jugadoras con gran capacidad resolutiva, además de una apuesta baloncestística muy solvente que lo ha llevado invicto hasta la octava jornada. Una circunstancia que le da más mérito a la actuación del Baxi Ferrol.
Las ferrolanas se mostraron muy activas en defensa, con ayudas más efectivas y una mayor intensidad e implicación. Ofensivamente, y sin que sobre el parquet saliese todo tal y como Sandra Prieto pretendía, jugadoras claves como Amarah Coleman o Chatilla van Grinsven tuvieron más acierto y otras, como Shelby Cheslek, gozó de más presencia a la hora de encarar el aro rival. Puntualmente, el equipo también funcionó desde el perímetro y, con cuatro triples, Patri Cabrera celebró sus cien partidos vistiendo la camiseta del Uni. 
Una suma de factores que se aliaron para que, solventando algunos altibajos y ciertos momentos de negación de cara al aro, el cuadro ferrolano tomase en el tercer cuarto las riendas en el marcador. Lo hizo tras superar un primer “match point” en la reanudación del encuentro tras el descanso. El Baxi Ferrol llegó a estar siete puntos abajo (40-33), pero los triples de Patri Cabrera y van Grinsven, lo metieron de lleno en el partido.

Ventaja
Aunque sufría, el Gernika se aferró al partido apelando a la calidad individual de jugadoras como Dietrick, Roundtree o la propia Vanderwal. Las vascas hicieron "la goma" en el marcador hasta que, con un par de muy buenas jugadas corales y otro "patriplazo", el cuadro ferrolano alcanzó los nueve puntos de ventaja (59-68) a falta de cuatro minutos.
Parecía tenerlo todo a favor para sumar su primera derrota, pero el escenario era engañoso. Las ferrolanas, con muy pocas rotaciones y jugadoras “tocadas” como Ani Calvo, Gustavsson o la propia Fong, llegaron “fundidas” a esos minutos decisivos. Ese cansancio estuvo en el origen de muchos de los errores inocentes y pérdidas en las que incurrió en esos minutos el Baxi Ferrol. Al cuadro ferrolano también le pasó factura un exigente arbitraje –al menos en su zona– que las situó muy pronto en “bonus” y llevó en reiteradas ocasiones al Gernika a la línea de tiros libres. Así, punto a punto, las locales fueron reduciendo esa ventaja hasta forzar la prórroga.
El tiempo suplementario fue ya demasiado para un Baxi física y mentalmente agotado que dejó hasta su último aliento sobre Maloste. Este es el camino. l

Comentarios