lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El Baxi amplía sus registros y ya gana también bajo los aros

Swart es la segunda en tapones y la quinta en rebotes ofensivos | j. meis

Optimizar los recursos disponibles y encontrar el estilo de juego más adecuado para el perfil de baloncestistas de la plantilla ha sido desde el final de la temporada pasada el desvelo del entrenador del Baxi, Lino López.

Consciente de las limitaciones económicas, pese al esfuerzo de la directiva en los despachos –el presupuesto del club, en el que se incluyen todas las categorías de base, ha pasado de los 399.000 a los 526.000 euros–, el cuerpo técnico ha querido armar para su tercera etapa en la máxima categoría del baloncesto español un equipo que, heredando las virtudes que lo llevaron al ascenso en abril y sin renunciar al dinamismo que caracteriza la filosofía deportiva del preparador, potenciase su principal recurso ofensivo –el tiro exterior– y ofreciese alternativas en la pintura, faceta que en una competición como la Liga Endesa es determinante. Salvo excepciones, los centímetros siguen condicionando los resultados en este deporte.

Las dos interiores “puras” del Baxi, Jenna Allen y Sune Swart, ya lo eran la pasada temporada en Liga Femenina 2, pero su trabajo conjunto en la cancha se vio truncado muy pronto con la grave lesión de la norteamericana, que desde entonces –diciembre de 2020– trabajó sin descanso para recuperarse y ser la jugadora determinante que el club y la afición esperaban. Swart también se ha visto afectada por distintas molestias que han llevado al preparador ferrolano a insistir en un estilo de juego en el que el lanzamiento de tres es la seña de identidad.

Pero la paulatina recuperación de las dos pívots, unida a la incorporación para esta temporada de Taylor Koenen –una “interior” por sus condiciones físicas pero con recursos suficientes para moverse en el perímetro–, han proporcionado a López las herramientas para ampliar sus opciones, defensivas y ofensivas, a medida que ha ido avanzando la competición.



Más presencia


Allen ha pasado de jugar, como mucho, medio partido en los primeros encuentros de liga a alcanzar los 30 minutos, promedio en el que también se mueve Swart y Koenen, las tres jugadoras altas del equipo universitario. El dorsal número 1 del Baxi es la segunda jugadora más utilizada por el técnico ferrolano (28:48 minutos de media), solo superada por la escolta Milica Ivanovic, que rebasa los 29 minutos. La tendencia de los últimos partidos llevará pronto a Allen y a Swart a aproximarse a ese nivel de presencia en la cancha.

Así, con las dos pívots en buenas condiciones, el juego del Baxi también ha experimentado cambios y matices. Ambas también se alejan del aro para tirar –el porcentaje de Allen es alto pese a ser la pintura su espacio natural–, pero, sobre todo, permite al equipo en diferentes momentos de los encuentros equilibrar las fuerzas bajo los aros con sus rivales, que por lo general ganan a las ferrolanas en centímetros.

Desde que tradujo su mejoría en resultados y rompió la racha de cinco derrotas consecutivas, el conjunto ferrolano ha ganado el rebote. Capturaron más rechaces que el Casademont en Zaragoza –con victoria–, que ante el Valencia en La Fonteta y que el Ensino en A Malata. Solo se vieron superadas en esta faceta en el último choque disputado, ante un Spar Girona superior. Hasta aquel cambio de rumbo en Zaragoza, solo en dos encuentros –el debut en liga ante Campus Promete y en la derrota frente a IDK Euskotren– el Baxi se había impuesto en la pintura.

Lógicamente, capturar más rebotes no presupone la victoria, pero sí ayuda a hacerlo y, sobre todo, permite ampliar las opciones de juego.

La estadística de lo que va de temporada también refleja esa importancia creciente del juego interior del Baxi. Además de los tapones de Swart –lleva diez, la segunda de la competición, por detrás de Rebecca Allen–, el capítulo reboteador se ha fortalecido y las tres interiores del conjunto ferrolano aparecen en el ránking de las 30 jugadoras con mejores números –Koenen, con 6,67 de media; Swart, con 5,83, y Allen, con 5,38–. La sudafricana es quinta en rebotes ofensivos –casi la mitad de los que captura es bajo el aro contrario– y Koenen ocupa la sexta posición en rechaces defensivos, con 5,17 de media. 

El Baxi amplía sus registros y ya gana también bajo los aros

Te puede interesar