miércoles 5/8/20

Ares pone rumbo a la permanencia

La “Santa Olalla” alcanzó el ecuador de la competición en la novena posición y encara con optimismo el último mes
La “Santa Olalla” ha remado a buen nivel en este primer tramo del campeonato, pero le falta alcanzar mayor regularidad | Eusko label liga
La “Santa Olalla” ha remado a buen nivel en este primer tramo del campeonato, pero le falta alcanzar mayor regularidad | Eusko label liga

Los cuatro puntos de ventaja que mantiene sobre la undécima plaza, esa que aboca a su propietario a disputar el play-off de permanencia, no son una renta para estar del todo tranquilo, pero el Club de Remo Ares afronta la segunda parte de la Eusko Label Liga que se disputará este mes con confianza. 

La que le da, ante todo, la satisfacción por cómo está desarrollando su trabajo y el óptimo rendimiento que ha exhibido en las ocho primeras regatas del campeonato. La “Santa Olalla” ha alcanzado el ecuador de la competición en la novena plaza, con 32 puntos, los mismos que Ondarroa y cuatro más que Zarautz. Por detrás, Kaiku cierra la clasificación con 21 y, aunque todo está por decidir en las próximas semanas, los aresanos confían en defender esa posición a la que se han hecho acreedores prácticamente desde el debut liguero en A Coruña. 

Un fin de semana que marcó tendencia, “redondo” en palabras de su entrenador y remero, Alberto Ermo “Eclise”, y en el que sus pupilos demostraron un nivel incluso superior al que esperaba. De hecho, si se tiene que quedar con una regata de las disputadas hasta el momento esa es, sin duda, la de ese estreno en el que se codeó con embarcaciones de primer nivel como la Donostiarra. El sexto puesto, su mejor resultado en la ACT, da buena cuenta de ello.

Aunque la evolución del campeonato no oculta que han cometido “errores de novato”, esperables dada la bisoñez de la tripulación y la falta de experiencia, pero que han ido capeando a base de tesón y mucho trabajo. También con la cohesión de un grupo que ha sabido superar los malos momentos que se ha encontrado, como la penalización en la regata de Getxo que los llevó a la última posición o su deficiente rendimiento en la Bandera CaixaBank, en San Sebastián. “Ahí sí que me fui fastidiado, porque fue nuestra peor regata. Hicimos todo lo contrario a lo que teníamos que hacer. Fue una mala regata por nuestra culpa”. 

Este año, la igualdad tanto en la zona alta como en la baja es tal que apenas unos segundos pueden costar varios puestos y ello ha privado a Ares de completar un fin de semana plenamente regular pues, “aunque estamos remando bien, nos estamos dejando muchos segundos en las ciabogas. Tenemos que trabajar mucho en ello porque son detalles tontos que pagamos caro. Ya no queremos ganar tiempo en ellas, pero al menos no perderlo”, lamenta Alberto Hermo quien reconoce que parte del trabajo en esta semana de “descanso” ha sido, precisamente, pulir cuestiones técnicas en las viradas.

El parón de la Eusko Label Liga ha supuesto, ante todo, un descanso psicológico para “trabajar sin el estrés de la competición”, para disfrutar de la familia y no viajar... Elementos imprescindibles para “resetear” y encarar con ánimo el momento decisivo del campeonato: “En agosto nos lo jugamos todo”.

La “Santa Olalla” tiene un pequeño colchón que hace que sus remeros estén tranquilos, “porque físicamente estamos muy bien, mejor de lo que pensábamos” y de ahí que tenga claro que “la clave es no fallar, que el equipo que nos gane sea por sus méritos, no por demérito nuestro”, insiste el entrenador del grupo aresano.

En el horizonte, ocho regatas antes de llegar al play-off y, sobre todo, la aspiración de alcanzar la cita en casa, la Bandeira Concello de Ares del próximo 29 de agosto “con la permanencia asegurada para remar tranquilos”.

Una meta complicada dada la igualdad de la liga, pero a la que no renuncia una tripulación que, pase lo que pase, se vacía cada fin de semana.

Comentarios