sábado 23/1/21

La moda de las mascarillas de colores

 La moda de las mascarillas de colores
La moda de las mascarillas de colores

La mascarilla se ha convertido en un complemento obligatorio a la hora de salir de casa. Ya sea para ir al trabajo, caminar por la calle, dar un paseo por el parque o visitar algún lugar público, nade está exento de llevarla. No es de extrañar, por tanto, que pronto se haya convertido en un complemento de moda, en el que se aplican distintos diseños según las preferencias de sus usuarios. Las mascarillas quirúrgicas de colores son de las más demandadas.

2020 ha sido un año que ha marcado, de un modo u otro, las vidas de todos los ciudadanos. Nadie estaba preparado para la que se avecinaba, ni siquiera los gobiernos o los sistemas sanitarios, que no tardaron el colapsar cuando el coronavirus hizo su aparición. Desde entonces, los periodos de confinamiento, las restricciones en la movilidad, el distanciamiento social, el uso obligado de la mascarilla, entre otros, han sido la tónica en el día a día de la población mundial. Aunque la economía se ha visto fuertemente afectada, en estos momentos tan difíciles salvar vidas deber ser la prioridad.

Las mascarillas, protección que no escapa a las tendencias

El mundo de la moda llega a todas partes y no iba a ser menos en el caso de este complemento de protección tan actual. Las mascarillas quirúrgicas de colores se han impuesto entre la población con la intención de combinar con cualquier prenda de vestir e ir siempre conjuntado con el estilo personal de cada cual.

Sin embargo, es en el ámbito de los negocios donde más se han impuesto, formando parte del uniforme y diferenciando a la plantilla de los clientes o visitantes. Especialmente interesantes resultan para destacar al personal en los salones de belleza, salones de tatuajes y restaurantes, donde se han impuesto las mascarillas negras para la boca sobre cualquier otro color.

El negro es un color elegante, que siempre sienta bien, y adaptándose a la perfección en cualquier contexto. De este modo, es muy popular verlo también entre la población y no solo en los establecimientos mencionados. Especialmente los jóvenes, y no tan jóvenes, utilizan las mascarillas negras para completar looks más sofisticados y festivos. En cualquier evento al que se acude y en el que se hace necesario llevar mascarilla, el color negro siempre será el más acertado.   

En cuanto al nivel de protección, ofrecen el mismo grado que las mascarillas quirúrgicas convencionales, que son precisamente las recomendadas por las autoridades sanitarias para uso masivo por parte de la población y así evitar la propagación del virus.  

Consejos para manipular la mascarilla con seguridad

Sin embargo, el uso de la mascarilla no tiene mucho sentido si no se usa adecuadamente. Ser capaz de manipularla como indican las autoridades sanitarias es vital para conseguir un verdadero nivel de protección. Seguir estos Consejos para una correcta manipulación de las mascarillas es necesario para frenar la expansión del covid 19, que ha puesto en jaque a toda la sociedad.

No vale con ponerse la mascarilla de cualquier manera, las autoridades sanitarias advierten de la necesidad de utilizarla correctamente. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud recomienda seguir la siguiente pauta fundamental; comenzar y terminar su manipulación con un lavado de manos con agua y jabón o una solución esterilizante.

Pero no solo eso, estas son los consejos para un correcto uso de las mascarillas:

En primer lugar, es necesario que cada persona tenga identificada su propia mascarilla para evitar tener contacto con las de otras personas, incluidos los familiares o compañeros de trabajo, centros deportivos, centros educativos…

Antes de cada uso, el usuario tiene que lavarse las manos y secarlas antes de entrar en contacto con ella y manipularla. En ese momento, se pondrá la mascarilla, tocándola únicamente por las cintas, cubriendo la nariz y la boca y se evitando volver a manipularla mientras la lleve puesta. Si por cualquier circunstancia hay que hacerlo para recolocarla, habrá que volver a lavarse las manos antes y después de entrar en contacto con ella.

Para quitarse la mascarilla, hay que volver a lavarse las manos antes y secarlas cuidadosamente. Se evitará en todo momento mientras se manipula tocar su parte interna.

Una vez la mascarilla ha finalizado su vida útil, se depositará en el contenedor adecuado. En caso contrario, se guardará debidamente identificada en un sobre, bolsa de papel o de tela y el usuario se volverá a lavar las manos después de esta acción. Aunque no se haya llevado el tiempo máximo recomendado de uso, siempre se cambiarán en caso de que se ensucien, se deterioren o se mojen. En cualquiera de los casos anteriores, durante todo su uso solo se tocarán por las cintas.

Siempre habrá que evitar, quitarse la mascarilla si no es estrictamente necesario, así como colocarla en el cuello o en la frente. Son acciones imprudentes que hacen que se contaminen y pierdan su eficacia contra el covid u otros patógenos. Lo ideal es llevarla puesta desde que se sale de casa y hasta que se regresa al domicilio.

 

Comentarios