Martes 20.11.2018

Conoce algunas reglas de oro para aprender a surfear

Cuando una persona se inicia en el surf, o en cualquier otro deporte, ha de hacerlo con calma, ya que no se puede esperar dominarlo en poco tiempo, de hecho, ser capaz de ponerse en pie sobre la tabla cuando esta está en el agua ya puede suponer todo un reto.

diariodeferrol
diariodeferrol

Parece ser que el número de aficionados al surf va creciendo progresivamente. A muchas personas les ha entrado curiosidad por experimentar que se siente al subirse sobre una tabla y notar el agua del mar en la cara mientras “bailan sobre las olas”.

No obstante, para aprender a surfear la constancia es la clave, ya que no se trata de un deporte en el cual el usuario vaya a convertirse en un experto en cuestión de horas o de días. Además, el aprendiz también debe conocer una serie de reglas que le ayudarán favorablemente en su empeño.

¿Cómo puedo aprender a surfear?

A medida que crece el número de aficionados a este deporte, también aumenta el número de escuelas de surf. En algunas de ellas se suele hacer un test de iniciación para organizar las clases según el nivel de los alumnos. En la actualidad existe el surf camp para menores, el cual no solo abre en verano, sino que incluso imparte clases en la época invernal.

Sin embargo, el futuro surfista debe conocer y respetar una serie de reglas antes de aprender las técnicas de este deporte. Una de las más importantes está relacionada con la seguridad: solamente un surfista puede tomar una ola. Gracias a esta regla, evitará los choques con otros surfistas y los posibles golpes.

Los demás surfistas deben dejar un espacio de seguridad para evitar que la persona que navega por la ola tenga que realizar movimientos bruscos al sortearlos. Sobre todo deben alejarse de su trayectoria cuando vaya subiendo al pico de la ola. Si esta regla no se respeta, ambas partes podrán caerse de la tabla. Con el fin de evitar esta colisión, el surfista que no está navegando la ola debe incluso tirarse al agua si es necesario.

¿Qué más debo saber para aprender a surfear?

Durante el verano coinciden surfistas y bañistas. Para que estos últimos no sean golpeados con las tablas, se suelen delimitar las zonas, las cuales deben ser respetadas por los surfistas, teniendo prohibido entrar en la zona de los bañistas. De lo contrario podrían ser multados.

Muchas veces la corriente del agua es demasiado fuerte, siendo inútil luchar contra ella, además del gasto de energía que esto conlleva. Ante esta situación, el surfista se debe dejar arrastrar por la corriente, y una vez fuera de peligro, podrá regresar a la orilla y comenzar de nuevo su práctica.

Comienza tu experiencia en el mundo del surf

Una vez que ya se conocen estas reglas, el usuario debe tener en cuenta unos elementos que le ayudarán a practicar surf. En primer lugar, tiene que disponer de los materiales necesarios: un traje adecuado, una tabla de surf, una correa y cera.

Se debe realizar un calentamiento antes de entrar en el agua. Esto es muy importante, ya que evitará que el surfista sufra lesiones o calambres. También tiene que elegir el pie que pondrá en la parte delantera de la tabla de surf y practicar su posición sobre la arena.

Posteriormente, el individuo debe practicar su entrada al agua, y una vez dentro, tiene que intentar subirse a la tabla. Como se ha mencionado anteriormente, hay que ser constante en esta práctica, ya que puede resultar bastante complicada al principio.

Infórmate sobre las predicciones del tiempo

Resulta recomendable conocer las condiciones climáticas antes de adentrarse en el mar. En Internet se puede encontrar predicciones meteorológicas, las cuales vienen acompañadas de múltiples gráficos, por lo que es preciso que el surfista aprenda también a interpretarlos.

Esta información resulta de lo más útil, ya que de este modo el individuo podrá planear su jornada. Además, estas predicciones se encuentran divididas por horas, proporcionando así una información mucho más precisa.

Aprende también la terminología

El oleaje hace referencia al tamaño de las olas. El principiante se debe conformar con olas de un metro o menos. Un viento excesivo impide la correcta formación de las olas, pero si este va desde la arena hacia el océano será ideal, ya que las alisará. Por lo tanto, demasiado viento no es bueno para surfear, es preferible hacerlo cuando el viento es un poco más débil.

Generalmente, cuando la marea es creciente, las condiciones para practicar surf serán más favorables, aunque se recomienda preguntar a los surfistas de la zona para que aconsejen al aprendiz sobre este asunto.

Un aspecto desconocido por los surfistas principiantes es el periodo. Se trata del tiempo que transcurre entre dos picos de onda, además de definir la potencia de la misma. Si el periodo es pequeño, la serie de olas y su tamaño será igual. Cuando el periodo es más largo habrá que esperar más tiempo, pero el tamaño de las olas será mucho más grande.

Las mejores estaciones para surfear en España son el otoño y la primavera, ya que en ellas el viento y el oleaje serán más frecuentes.

 

 

Comentarios