Miércoles 12.12.2018

PONTEDEUME - “Encargaremos una auditoría para saber la situación real”

BERNARDO FERNÁNDEZ PIÑEIRO, ALCALDE ELECTO

El socialista Bernardo Fernández Piñeiro se estrenará en el pleno de mañana como alcalde de Pontedeume en sustitución del popular Gabriel Torrente, y lo hará además con mayoría absoluta.

Bernardo Fernández Piñeiro (PSOE) gobernará con mayoría absoluta
Bernardo Fernández Piñeiro (PSOE) gobernará con mayoría absoluta

El socialista Bernardo Fernández Piñeiro se estrenará en el pleno de mañana como alcalde de Pontedeume en sustitución del popular Gabriel Torrente, y lo hará además con mayoría absoluta. Su prioridad en estos seis meses que quedan de año es mejorar la gestión de los gastos del Concello y, entre las medidas que aplicará, está la reducción de los sueldos del gobierno y de las dietas que perciben los miembros de la corporación.
 
¿Cuáles serán las prioridades de actuación?
Lo primero será reforzar áreas municipales de importancia como Intervención o Secretaría que están faltas de personal. Por allí pasa todo y las intenciones no sirven de nada si hay una saturación por volumen de trabajo. También reduciremos la cuantía total de los salarios del gobierno y las dietas, de modo que podremos ahorrar unos 30.000 euros al año. Mi sueldo se rebajará de los 43.000 euros que percibía el actual alcalde a 28.000, las asistencias a pleno pasarán de 150 a 90 euros y las juntas de gobierno de 150 a 50.

¿Cómo espera encontrar la situación económica del Concello?
Encargaremos a los servicios técnicos una auditoría para saber la situación real y hacerla pública  con todo lujo de detalles porque al fin y al cabo es dinero de los vecinos. Viendo el volumen de pequeñas obras que se hicieron durante la campaña seguro que este mes nos llegan un montón de facturas que van a mermar la capacidad económica del Ayuntamiento. Nuestra idea es empezar a trabajar en el presupuesto de 2016 el próximo mes de octubre, para que pueda entrar en vigor el 1 de enero. Mi compromiso es tener un presupuesto cada año y no funcionar con un documento prorrogado, como se venía haciendo hasta ahora porque el actual lleva siete años, es de 2009.

Una de las cuestiones más polémicas de este último mandato ha sido la obra del mercado. ¿Cómo afronta este tema el nuevo gobierno?
El objetivo es que se reabra cuanto antes. Si hacer un proyecto más humilde permite acabar antes las obras así lo haremos, si supone retrasarlas mantendremos el actual. Pero además elaboraremos un plan de promoción del mercado para recuperar clientes, evitando la sangría de los últimos tiempos, y lo primero es señalizar dónde están las instalaciones provisionales, para continuar con una campaña más extensa.
También está pendiente de resolución judicial el aparcamiento en el antiguo campo de fútbol del instituto.
Ahí veremos lo que dice el Juzgado sobre el contencioso que interpuso la comunidad educativa. Pero cuando la obra esté terminada, y a expensas de lo que determine la Justicia, se retirarán los coches de la alameda y se ejecutará el proyecto previsto para recuperar esta zona, volviendo a darle las diferentes alturas que tenía. Otras cuestiones que abordaremos serán la elaboración de una normativa de terrazas contando con la opinión de vecinos y hosteleros, la reorganización del servicio de limpieza o la sustitución de las canalizaciones antiguas de agua, que se irá acometiendo con partidas propias y de la Diputación.

Comentarios