sábado 19.10.2019

Moeche invertirá 116.000 euros en renovar las gradas del campo de fútbol

Los trabajos serán financiados con el POS+ adicional tras la falta de compromiso de la FGF y la Secretería Xeral para o Deporte
La infraestructura se clausuró en 2017 debido a su mal estado | c.g.
La infraestructura se clausuró en 2017 debido a su mal estado | c.g.

El Concello de Moeche sacará estos días a licitación las obras de construcción de unas nuevas gradas para el campo de fútbol municipal. La necesidad de la intervención se argumenta en el mal estado que presentaba la infraestructura y que obligó a su clausura a finales de 2017. La ADC Moeche y el Concello buscaron en este tiempo la implicación de la Federación Galega de Fútbol y de la Secretaría Xeral para o Deporte, que finalmente no comprometieron ninguna colaboración. 

“A FGF aceptou custear a redacción do proxecto técnico. Así nolo manifestaron ao club e mais nós nas xuntanzas que mantivemos. Mesmo viñeron ver as instalacións para empezar o traballo. Pero, ao final, nada de nada. Dixéronnos que non lles encaixaba por cuestións administrativas, pero a percepción que temos é que houbo outros motivos. Non nos explicamos, nin eles tampouco nolo aclararon, a que se debeu ese cambio de talante, que pasou dunha absoluta colaboración a darnos a nós e ao club coa porta nos fuciños”, señaló la alcaldesa de Moeche, Beatriz Bascoy.

Consenso 
El proyecto, consensuado con el club, se financiará con cargo a la segunda fase del POS+ adicional de la Diputación. La intervención, cifrada en 115.845 euros, se cofinanciará en un 83% con los fondos provinciales mientras que el 17% restante correrá a cuenta del Concello.

El proyecto técnico contempla el derrumbe de la cubierta de hormigón existente, el saneamiento de las cimentaciones y se repondrán las zapatas que lo necesiten, acometiendo además un refuerzo de toda la base de la cimentación. Sobre ella se instalarán nuevas gradas prefabricadas, pasando de los 30 a  los 20 metros de longitud, con lo que la superficie para resguardar al público quedará en unos 120 metros cuadrados, sobre los que se distribuirán 135 asientos individuales.

Para la parte de la cubierta se optó por un diseño que combina vigas y pilares metálicos que arrancarán de la parte trasera del edificio. Los soportes principales irán anclados en la estructura y reforzados con tirantes en cruz. La obra se culminará con un techo ligero en panel sándwich y el recebado y pintado de todas las paredes, además de la instalación de barandillas de seguridad en la parte frontal y en las escaleras de acceso, que se ubicarán en un lateral.

Comentarios