lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Autorizan el cierre de la central térmica de As Pontes, que todavía podría funcionar este invierno

La generación de energía seguirá siendo un eje de la industria pontesa, sustituida por fuentes que no emiten gases de efecto invernadero | aec-j.m.

El futuro de la central térmica de As Pontes y de los proyectos económicos vinculados a su cierre definitivo comienza a despejarse. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, dirigido por la ministra Teresa Ribera, ha comunicado a Endesa la autorización para su cierre, aunque con variaciones respecto a lo que se preveía antes del actual período de inestabilidad energética provocado por la guerra en Ucrania y también por la elevada exportación a otros países debida a la sequía y a los problemas del parque nuclear francés. No se cerrarán los cuatro grupos electrógenos a la vez pero las condiciones ya están sobre el papel.
 

Así, tras recibir un informe de Red Eléctrica Española que se esperaba desde hace semanas, se autoriza el desmantelamiento inmediato de dos grupos –ya inoperativos– mientras que el de los otros dos queda condicionado a que se refuerce la disponibilidad de potencia en el sistema eléctrico nacional, con el aumento de la cogeneración o el “establecimiento de un mecanismo de respuesta activa de la demanda” (servicio de interruptibilidad).
Cuando el Gobierno solucione estas dos cuestiones –para lo que no hay fecha fijada pero se espera que no se retrase muchos meses más por su importancia para el futuro de la industria del país–, también se podrá proceder al desmantelamiento de los otros dos grupos, que en cualquier caso, para poder funcionar este invierno necesitan operaciones de revisión. Estas actuaciones comenzarán de inmediato de modo que se pueda tener al menos uno de ellos en condiciones de generar energía a partir de carbón antes de que finalice el año.

 

Luz verde para la reconversión

La autorización del cierre de la central térmica abre una nueva etapa dentro de la planificación de Endesa para la comarca. La situación de los dos grupos electrógenos que estarían disponibles todavía durante un tiempo no afecta a su plan de desarrollo social y económico, en cumplimiento del Acuerdo por una transición energética justa para centrales térmicas en cierre acordado por el Gobierno, sindicatos y empresas y cuyos compromisos recordaba este lunes la ministra Ribera durante una reunión con la compañía.
 

La energética prevé una inversión de 2.682 millones y la generación de 1.361 empleos directos. Algunos de los puntos en los que se basa su planificación están ya avanzados, con acuerdos firmados entre empresas, como en el caso de la fábrica de neumáticos Sentury Tire o la cesión de terreno para que Ence instale una bioplanta en el antiguo parque de carbones.
 

El plan se despliega en siete ejes. El primero, el desmantelamiento de la central, con una duración aproximada de cuatro años y para la que se formará a 130 personas. “La licitación está preparada y solo pendiente de la recepción efectiva de la resolución de cierre”, indican desde la compañía. 
 

El segundo, la puesta en marcha de planes de formación, con prioridad para los trabajadores de la zona, los de las empresas auxiliares y el empleo femenino. Esto les permitirá trabajar tanto en el desmontaje de la central como en la construcción y mantenimiento de plantas de energía renovables.

 

Nuevas industrias y Alcoa 

Un tercer punto tiene que ver con la tramitación precisamente de estos proyectos renovables, sustituyendo los 1.400 MW procedentes del carbón por 1.300 MW a partir de energía eólica. La construcción de estos parques en la zona calculan que supondrá la creación de 2.300 puestos de trabajo (274 durante su vida útil). Además, con ellos se proveerá de electricidad a proyectos industriales como el de la empresa Sentury Tire. Hay un preacuerdo para hacer lo mismo con Alcoa, que podría volver a producir aluminio si recibe la electricidad a un precio competitivo.
 

El cuarto eje está relacionado con la implantación de nuevas industrias. A la fábrica de neumáticos se le transmiten 26 hectáreas de terreno en As Pontes. Además de los empleos creados directamente (750), implicará el incremento del tráfico de la terminal de Endesa en el puerto exterior, triplicándolo, según los cálculos que hace la compañía energética. Se cede terreno a Ence para la bioplanta para la recuperación, desarrollo y producción de fibras naturales recicladas a partir de papel y cartón y se prevé el suministro de electricidad para reactivar Alcoa.
 

La importancia logística del puerto exterior, transformando su espacio en terminal granelera multicliente y con un incremento de actividad vinculado además a Sentury Tire es otro de los puntos sobre los que gravita una propuesta que se plantea como un revulsivo para el noroeste. 
 

Se incluye también en esta planificación la instalación de generación de hidrógeno verde (hasta 100 MW) y, por último, la creación de un centro logístico estratégico de mantenimiento eólico para España en As Pontes, que llevaría aparejado también un centro de operaciones de circularidad eólica.

Autorizan el cierre de la central térmica de As Pontes, que todavía podría funcionar este invierno

Te puede interesar