jueves 18.07.2019

Un centenar de diabéticos se dieron cita en Pontedeume para realizar el Camino Inglés

La propuesta motiva a la gente con esta enfermedad para realizar deporte de manera habitual y mejorar la salud

Los participantes en el Camino de Santiago a su salida desde el concello de Neda
Los participantes en el Camino de Santiago a su salida desde el concello de Neda

Portan mochilas, calzan botas de “trekking” y visten alegres. A primera hora de la mañana del sábado, un centenar de personas con diabetes del tipo 1 y 2, procedentes de distintas localidades de España y Portugal, estaban preparadas en Neda para iniciar el Camino Inglés.

Una vez finalizada la primera etapa en Pontedeume, ahora quieren recorrer los 20 kilómetros que quedan hasta Betanzos y cumplir con éxito la segunda de las cinco partes que conforman el reto “Camina por la diabetes”.


Se trata de una iniciativa promovida por la Fundación para la Diabetes con el apoyo de Novo Nordisk que tiene como principal objetivo cambiar la mentalidad del mayor número posible de personas con diabetes, motivándolas e inculcándoles la necesidad de incorporar el ejercicio físico a su vida cotidiana. Al mismo tiempo, se trata de transmitirles el mensaje de que con diabetes se pueden hacer deporte y superar cualquier reto.


Este es el principal motivo de que, por tercer año consecutivo, se ponga en marcha el proyecto “Camina por la diabetes”. En este sentido, Ana Mateo Raposo, gerente de la Fundación para la Diabetes, asegura sentirse “orgullosa de la extraordinaria acogida que, edición tras edición, presenta una iniciativa que empodera y motiva a personas con diabetes a afrontar sin miedos los retos que se le presenten”. Un claro ejemplo, añade la gerente, “son los cien campeones que inician el pulso a su diabetes.” El grupo comentaba que “la etapa de Neda nos sirvió para calentar motores. Fue sencilla y disfrutamos de unas vistas increíbles de la ría de Neda y de la playa de la Magdalena”. Los peregrinos inciden en que “nos han dicho que hay un ascenso muy pronunciado nada más empezar, pero hemos descansado y estamos a tope”.


Para superar este reto, los peregrinos se prepararon durante seis meses para un trayecto en el que en todo momento estarán acompañados de profesionales sanitarios y expertos.

Comentarios