La Baixada de Carrilanas de Valdoviño regresa del 12 al 14 de agosto con 80 participantes

Alberto González y Vicente Bouza presentaron ayer el programa | concello

Al igual que la gran mayoría de los eventos de la comarca, también la Baixada de Carrilanas a San Mamede, en Valdoviño, regresa este año a escena tras dos ediciones de ausencia por la pandemia del covid. Lo hará además con un aniversario muy especial, el de los 25 años de vida que cumple la asociación encargada de organizar una cita que tendrá lugar del 12 al 14 de agosto y que reunirá a un total de 80 vehículos de inercia, el número máximo admitido. Llegarán así participantes de diferentes puntos de España y también de otros países como Italia o Bélgica.


El alcalde de Valdoviño, Alberto González, y Vicente Bouza, del comité organizador, presentaron ayer el cartel oficial de una prueba que será puntuable tanto para la Copa de España como para la de Europa, con la previsión además para 2023 de convertirse en la elegida por la Federación Internacional de Deportes de Inercia de la que salga el campeón de Europa.


El descenso contará de nuevo, tal y como se destacó ayer, con un recorrido “espectacular”, en el que los pilotos demostrarán su habilidad a lo largo de un total de 1.207 metros, con salida en el lugar do Graño y meta en San Mamede. Se trata de un itinerario con buen asfalto, tres curvas complicadas y zonas a diferentes niveles con un cambio de rasante que ofrece saltos de hasta seis metros por parte de los participantes.


Las propias características de la prueba obligan, además, a un exigente plan de seguridad, en el que cada detalle, destacaron desde la organización, está milimétricamente contemplado.


Un total de 35 personas trabajan ya en la organización, una cifra que en los días de la prueba se eleva hasta el medio centenar. Policía Local, Protección Civil y Guardia Civil apoyarán el dispositivo de seguridad.


Programa


La actividad comenzará el 12 de agosto con la apertura de la zona de acampada para, al día siguiente, comenzar la competición a las 14.00 horas con las verificaciones técnicas y administrativas. A las 16.30 horas serán los primeros entrenamientos y a las 18.00 horas la primera bajada oficial. La competición se retomará el domingo a las 12.00 horas con la bajada infantil para a las 16.30 horas proceder a la salida oficial de la bajada y a partir de las 18.00 horas la tercera. A las 20.00 horas será el concurso de saltos y una hora más tarde la entrega de premios. Propuestas gastronómicas y de ocio, como una cena “carrilanera”, un festival de karaoke y una paellada completarán el intenso fin de semana.


Tal y como ayer avanzó el alcalde de Valdoviño, desde el Concello y la Asociación organizadora trabajarán a partir de ahora en la declaración de la Baixada como Festa de Interese Turístico de Galicia, una oportunidad para dar mayor visibilidad a la competición. Desde el Concello destacan el trabajo y esfuerzo llevado a cabo en los últimos 26 años por la asociación impulsora de la cita. 

La Baixada de Carrilanas de Valdoviño regresa del 12 al 14 de agosto con 80 participantes

Te puede interesar