domingo 27/9/20

ARES - Un monumento de Miguel Couto recuerda la travesía del Bou “Ramón”

En julio de 1939, pocos meses después del fin de la Guerra Civil, un grupo de 26 hombres de Ferrol, Ares, Mugardos, Narón y Serantes abordó al pesquero “Ramón” y huyó del país para emprender una difícil travesía marítima que terminó en el campamento de refugiados de Barcarés, en Francia.

Enrique Barrera, Julio Iglesias y Eliseo Fernández	jorge meis
Enrique Barrera, Julio Iglesias y Eliseo Fernández jorge meis

En julio de 1939, pocos meses después del fin de la Guerra Civil, un grupo de 26 hombres de Ferrol, Ares, Mugardos, Narón y Serantes abordó al pesquero “Ramón” y huyó del país para emprender una difícil travesía marítima que terminó en el campamento de refugiados de Barcarés, en Francia. Eran republicanos, activistas de distintos partidos y sindicalistas, que habían permanecido escondidos y que se incautaron del barco después de atravesar la villa de Ares. Su periplo fue dispar, muchos continuaron luchando contra el fascismo, en las filas de la Resistencia francesa (frustrándose sus deseos de la caída de la dictadura en España tras el fin de la II Guerra Mundial), otros emigraron al continente americano. El campo nazi de exterminio de Mauthausen o la lucha de la guerrilla de nuevo en territorio español fueron también sus destinos.
Este episodio fue recordado ayer en Ares en una jornada organizada por la asociación Memoria Histórica Democrática y por el Concello en la que se combinaron las aportaciones académicas con los recuerdos personales y la acción artística.
Los historiadores Enrique Barrera y Eliseo Fernández, acompañados por el alcalde, Julio Iglesias, llenaron por la mañana la Alianza Aresana para hablar de la huida y de sus consecuencias. Fue el punto de partida para situar el episodio y permitir que, ya por la tarde, los vecinos tomaran la palabra para realizar sus propias aportaciones y así ayudar a reconstruir este suceso.
El objetivo era plantear una jornada de investigación, que permitiese, también a través de los testimonios, concretar lo que sucedió. Hasta la Alianza (que también se abarrotó durante la tarde) se trasladó gente incluso desde Francia para tomar la palabra. Hablaron, sobre todo, descendientes de los protagonistas, en una fructífera actividad. “Ha habido algunas hipótesis novedosas”, apuntaba ayer Enrique Barrera, “cosas que puede que hubieran ocurrido de otra manera y que ahora hay que confirmar”.
Una actividad artística con el actor Roberto Leal (hijo de uno de los escapados) y el músico ferrolano Víctor Aneiros y la inauguración del monumento en memoria del 75 aniversario de la huida, obra de Miguel Couto, cerraron este intenso día de memoria. En la Alianza quedará esta obra escultórica para recordar esta aventura que aunque no era cotidiana tampoco resultaba extraña, puesto que un mes antes de la partida del “Ramón” ya habían salido de Ferrol otros dos barcos con republicanos exiliados.

Comentarios