Paralizado de forma provisional el desahucio de 15 viviendas en Piñeiros

Un momento de la reunión que tuvo lugar en el salón de plenos del Concello | cedida

El Juzgado de Instrucción número 1 de Ferrol tiene paralizado provisonalmente el proceso de desahucio de 15 familias de Narón que viven de alquiler en una promoción de pisos en la Praza do Asilo, en Piñeiros. Los afectados, en su mayoría con contratos en vigor desde finales de 2019, recibieron el pasado 22 de noviembre la “visita” de personal del Juzgado en el que se les notificaba la orden de desahucio por la que se les daba de plazo hasta ayer, día 2, para abandonar las viviendas propiedad del Sareb.

“Nosotros desconocíamos hasta el momento que nuestros pisos estaban embargados y eran propiedad del Sareb”, explica Pablo Melafki, uno de los afectados. Y es que los inquilinos pagaban hasta el momento las correspondientes cuotas del alquiler a una inmobiliaria local, que actuaba como administradora de las fincas.

Insisten en que son ajenos al procedimiento abierto en el juzgado en 2018 entre la empresa Narón 2002, promotora de la urbanización y el Sareb y reclaman la posibilidad de acabar sus contratos de alquiler “o renovarlos si se diera el caso”.

Ayer mantuvieron un encuentro con la alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro, y los portavoces de los distintos grupos. El Concello les ofreció asesoramiento jurídico y les informó de la importancia de que sigan realizando los pagos de los alquileres en un número de cuenta del juzgado para que posteriormente este se encargue de realizar el pago al Sareb.



Reunión


El Concello también solicitará una reunión con sus responsables “para saber cal é a súa intención respecto ao conxunto de afectados e, ao mesmo tempo, tratar de mediar para acadar unha solución favorable para as familias, que podería ser que o Sareb manteña os contratos de arrendamento”, explicó Ferreiro.

Por su parte, el BNG de Narón, presente también en la reunión de ayer, registró varias iniciativas en el Congreso y en el Parlamento gallego por la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran estas familias. “Sabemos que o Concello como administración máis próxima ten que velar por unha solución pero a Xunta ten competencia e debe esixir ao Sareb que pare o desa-loxo indefinidamente e, o goberno do Estado, regular de maneira definitiva unha problemática que pode acontecer en calquera lugar”, indica la portavoz Olaia Ledo.

También reclaman la mediación del ejecutivo autonómico “solicitando ao Estado e a Sareb que subroguen os contratos ou asinen uns novos co obxectivo de dar continuidade aos alugueiros destas 15 familias”, señaló la responsable de Vivenda del BNG en el Parlamento, Alexandra Fernández. 

Paralizado de forma provisional el desahucio de 15 viviendas en Piñeiros

Te puede interesar