Hay una justicia o más…?

|

Se da por sentado que todos los jueces –amén de sus amistades políticas y su afición a un equipo determinado– manejan el mismo código y su trabajo por tanto, no debía cambiar según el territorio o el clima y menos por su preferencia por determinado partido u opción.


Hablar de esto parece una perogrullada pero resulta que su señoría en el norte decide una cosa sobre las normas establecidas para la lucha contra el virus mientras a trescientos kilómetros otro colega suyo dice lo contrario.


Ante tal situación un compañero de gimnasio, en plena sudadera de la sauna, plantea una solución: al igual que en las máquinas para comprar tabaco se puede elegir una u otra marca apretando distintos botones, que se estableciesen en las salas de audiencia una máquina que llevase en su engranaje todas las leyes y normas que archivan todas las posibilidades de faltas o delitos y su castigo correspondiente. Vamos que viene siendo algo así como el VAR en el fútbol.


Ya le explicamos que ellos tienen otro sistema para revisar su tarea que se llama recurso y ahí nos viene otro problema: si aceptamos lo que dice el VAR contradiciendo lo que dijo el juez de línea o el árbitro, tendremos que ser consecuentes y pedir entonces que el señor magistrado que en cualquier lugar hasta donde alcanzan las mismas leyes y la misma Constitución dijo arre en contra de otro que dijo soooo…, enmendando a su colega pida igual que el árbitro una nueva oportunidad….


Y esto sin meterte en honduras: que si hay un grupo de señoras que se definen progresistas y otros conservadores y otros más que se auto presentan como “jueces para la democracia”.


Por tanto, ¿qué reflexión les merece estas afirmaciones? Mejor no entrar en aguas peligrosas y ustedes me entienden.


Y está lo que te dicen: que si unos se ganaron unas perras trabajando para un partido determinado a través de conferencias y sugerencias. Y ya no hablamos de muchas de sus señorías con una mochila sospechosa por su pasado reciente.


No es baladí la pregunta que encabeza este comentario y como las respuestas no contentan a muchos ciudadanos todas las encuestas sitúan a nuestra justicia en muy mal lugar.

Hay una justicia o más…?