lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Pendo: “Firmaba para que la próxima temporada fuese igual que esta”

El entrenador de Navia renovó su vinculación con la entidad aresana una campaña más | jorge meis

Si alguien puede decir que el verano de su vida –al menos deportiva– fue el de 2021, esos son, sin duda, los remeros de la “Santa Olalla” de Ares y sus entrenadores José Manuel Peláez, Pendo, y el aresano Dani García. En una temporada de cambio, en la que el de Navia tomaba el relevo de Alberto Hermo, “Eclise”, como “capitán” de la trainera de la villa, y con la marcha de muchos de los remeros titulares, pocos podían pensar –ni siquiera el propio Pendo, que ha renovado una campaña más en la entidad aresanal– que la tripulación local lograría firmar su mejor campaña hasta la fecha en la elite del remo, la Eusko Label Liga, y lograr, además, disputar su primera final en La Concha.


Ahora, con la perspectiva de que ya han pasado varios meses desde que acabó la temporada, ¿cómo la valora?

Fue un año de incertidumbre al principio y de acomodarse a la nueva situación, a la nueva categoría, y el verano fue mucho mejor de lo esperado. No contaba con que hiciésemos tan buena temporada, tanto en la liga, obteniendo la salvación tan pronto, como, lógicamente, el haber estado en la final de La Concha. Para mí, casi fue lo que más me gustó de toda la temporada.


¿Disfrutaron más de la campaña tras lograr la permanencia antes de lo esperado?

El hecho de que fuéramos relativamente tranquilos en la liga y ya prácticamente en agosto tuviéramos la salvación al alcance de nuestra mano, nos permitió cambiar un poco la estrategia y la planificación de cara a poder preparar un poquito mejor lo que fue la clasificación para La Concha, que era el segundo objetivo. Una cosa llevó a la otra, porque si estás muy ajustado para conseguir la salvación, no te puedes permitir el lujo de hacer cosas que pudimos hacer en agosto.


¿Cuál fue el secreto, si me permite decirlo así, de disputar una temporada tan tranquila?

Nuestra mayor ventaja fue lo que podía ser en un principio una desventaja. Era un proyecto nuevo que partía con muy pocas perspectivas de éxito, y eso hizo que la gente fuera consciente de que nuestra situación era complicada y que iba a ser difícil. Creo que nos enchufamos más, e hizo más equipo, porque ante las adversidades la gente se unió más. En invierno, los resultados no acompañaron mucho, que aunque estaba planificado siempre es difícil y, aun así, el equipo se mantuvo unido en todo momento. Luego, desde que empezamos con el batel y las trainerillas, los resultados empezaron a acompañar y como que vas cogiendo impulso. Empezaban a confiar, a creérselo un poquito más.


Y también a disfrutar, ¿no?

Yo como entrenador lo sufrí un poquito más, pero creo que los remeros estaban muy contentos, porque al final remó prácticamente todo el mundo: el que menos pudo hacer la mitad de las regatas. No había nadie que se sintiera excluido del proyecto, sino que estábamos todos disfrutando de los resultados y más aún cuando haciendo cambios de un día para otro los resultados eran prácticamente los mismos. Salvo la regata de Ziérbena que fue la hecatombe total, porque se alinearon los astros en contra, el resto de regatas todo el mundo lo disfrutó.


Si tuviese que decir lo mejor de la temporada, ¿sería precisamente que todos pudieron participar?

Sí, va un poco acorde a que cuando consigues hacer equipo y que todo el mundo se sienta parte de él, siempre es más sencillo. A principio de temporada el objetivo que nos habíamos marcado era lograr la permanencia, pero intentando que toda la gente con ficha tuviera regatas, sin dejar a nadie excluido de la competición. Al final no sabes al cien por cien si lo vas a poder hacer hasta que ves en qué posición vas quedando, pero, como los resultados fueron acompañando, por fortuna se pudo hacer y nosotros, encantados.


¿Y lo peor? ¿Quizás la regata de Ziérbena que mencionó?

Sin duda fue el peor momento de la campaña porque creemos que el castigo que tuvimos ese día fue desproporcionado. Esa regata condicionó el resto de la temporada, no a nivel de moral, que la gente se repuso enseguida, pero un resultado como ese... Al final acabas y echando cuentas, si esa regata la hubiésemos hecho con un resultado normal, de los nuestros, simplemente con que hubiésemos ido a la primera tanda, que fue lo que le pasó a Ondarroa, igual estaríamos hablando de que ganábamos la bandera, y mira tú cómo cambia la cosa, y de cara a la clasificación general también. Ese día perdimos respecto a rivales directos como Ondarroa once puntos, que es lo máximo que puedes perder en una regata.


¿Les sabrá a poco lo que consigan esta temporada después de la anterior?

Al final nuestra mayor labor esta temporada es que la gente tenga los pies en el suelo y que se dé cuenta de que seguimos siendo un club humilde y que los objetivos tienen que ser humildes. Repetir la temporada pasada es muy complicada, sobre todo por el hecho de estar en la final de La Concha, que es una cuestión, además de lo que tú trabajes, de suerte. Yo firmo por una temporada como la actual. Pero al final es inevitable que la gente se plantee objetivos más ambiciosos, que también es bueno, siempre y cuando tenga los pies en el suelo. Para mí es que esta temporada superó todas las expectativas y fue sorprendente en ese aspecto. No quiero decir ahora que qué buenos somos, que vamos para arriba. Creo que es una liga muy complicada y todo lo que sea más allá de simplemente asegurar la permanencia ya es un regalo.


A nivel personal, ¿cómo vivió la campaña en su primer año en la Eusko Label?

Para mí, que llevo entrenando a clubes diez años, lo que logré esta temporada es algo que ni me imaginé que pudiera llegar a lograr, fue sorprendente. Incluso cuando empecé aquí no contaba tampoco con que el primer año fuera a lograr esto. Para mí, estar en la final de La Concha era casi un sueño y haberlo conseguido el primer año me dejó hasta un poco descolocado, porque no contaba. Yo me podía haber retirado este año, la verdad, a nivel de satisfacción personal. Sigo siendo ambicioso, y si se puede hacer algo mejor este año, pues se intentará, pero que yo firmaba una igual que esta.


¿Y cómo se presenta el equipo para la próxima liga?

Empezamos a entrenar la semana pasada y más o menos mantenemos el mismo bloque, tenemos cuatro bajas y nueve altas, algunas de bastante calidad. Creo que tenemos una buena plantilla, manteniendo el bloque de la temporada pasada y reforzada. La buena campaña sobre todo sirvió para lo más importante, que era mantener el bloque. Lo que más costó fue rehacerlo, había ocho bajas cuando llegué respecto a la temporada pasada, y eran todos titulares. Lo más complicado de la campaña fue volver a crear ese bloque. Ahora que lo tenemos, volver a perderlo era el mayor miedo que teníamos nosotros. Sobre todo, el impulso de La Concha fue un golpe de moral brutal para que continuara casi todo el mundo. Y luego la gente que se incorpora... aquí la gente viene por el proyecto deportivo, ve que la temporada que hicimos le llamó la atención y te ayuda a que alguien dé el paso para incorporarse.

Pendo: “Firmaba para que la próxima temporada fuese igual que esta”

Te puede interesar