Otro examen de dificultad para el Racing

David Rodríguez tratará de demostrar su capacidad goleadora en este partido | jorge meis

Vuelve el Racing a ejercer de local con motivo del partido que lo enfrenta al Badajoz esta tarde –17.00 horas, A Malata–. Tras empatar el pasado domingo ante uno de los importantes de la categoría como es el Racing de Santander, el equipo ferrolano recibe ahora a otro de los equipos destacados de la categoría, un cuadro pacense que la temporada pasada se quedó a un paso del ascenso a Segunda y que esta vez vuelve a luchar por dar el salto al fútbol profesional. Así que el encuentro va a conllevar una dificultad máxima.


Ha mostrado el Racing en las últimas jornadas una mejoría en su juego, sobre todo a nivel defensivo. Es la base sobre la que quiere mejorar también en el aspecto ofensivo para, de esta manera, traducir más a menudo en gol sus llegadas a la portería contraria. Ese es uno de los factores que puede desequilibrar el encuentro de esta tarde, puesto que el Badajoz presume de ser uno de los equipos a los que menos ocasiones crean sus adversarios, así que la fortaleza defensiva parece su principal virtud.


Problemas

En el centro del campo se acumulan la mayor parte de los problemas del Racing. A las bajas por lesión de Álex López y Alvarado se una la sanción de Juan Viacava, además de los problemas físicos que sufre Kevin Presa. Así, solo con Fran Manzanara como especialista de la zona en plenitud de condiciones, el cuerpo técnico tendrá que decidir qué alternativa escoge para que el cuadro verde sea capaz de mostrar el aspecto más competitivo que sea posible y, de esta manera, acercarse a sumar su tercera victoria de lo que va de campeonato –sería la segunda en su feudo de A Malata–.


Acumula el cuadro verde dos jornadas sin conocer la derrota, así que lo que espera es aumentar esa cifra para, de esta manera, mejorar su situación en la tabla clasificatoria. En un campeonato que está destacando por su igualdad, el Racing es consciente de que cada victoria significa dar un impulso en el campeonato. Por eso, con su rival de hoy a tres puntos de distancia, ganar al Badajoz supondría empatar con un adversario que se encuentra en la actualidad en los puestos de playoff.


Jugar de nuevo en A Malata permite al Racing disfrutar ante una afición que ya la semana pasada demostró su importancia cada vez que el cuadro vede pasa por problemas. Esta vez también espera jugar un papel importante para que los tres puntos se queden en casa y, de esta manera, que el equipo ferrolano siga mejoarndo su posición en la tabla.

Otro examen de dificultad para el Racing

Te puede interesar