Trabajar hasta la hora de muerte

Escrivá | aec
|

Si por Escrivá fuera, terminaríamos todos como Errol Flynn en “Murieron con las botas puestas”. Y no, no es que desee que nos ataque una banda desalmada de sioux. Lo que quiere es que pasemos directamente del puesto del trabajo al nicho sin solución de continuidad. “En España hace falta un cambio cultural para seguir la tendencia europea de trabajar cada vez más entre los 55 y los 70 o 75 años”, dijo el ministro de Seguridad Social. Lo que calla es que si apuesta por ello es porque los manirrotos gobiernos han ido vaciando la hucha de la Seguridad Social hasta dejarla tan vacía como nuestras carteras.

Trabajar hasta la hora de muerte