El Valdetires acusa al Concello de hacer peligrar su futuro

Directivos, cuerpo técnico y jugadoras, junto con representantes de los grupos municipales de la oposición, en la comparecencia de ayer | jorge meis
|

El Valdetires Ferrol lanzó ayer un SOS desesperado al grupo de gobierno para poder cobrar cerca de 22.000 euros que, según explicó el vocal de la entidad, Fernando Martínez, le adeuda el Concello y evitar así la desaparición de uno de los clubes más antiguos de fútbol sala a nivel estatal.


Acompañado por directivos, cuerpo técnico, jugadoras y representantes de los grupos municipales del PP, FeC y BNG, Martínez advirtió de que el club está en una situación “límite” cuando aún no ha empezado la competición en Segunda. “Todavía estamos saldando deudas del año pasado”, explica, por lo que, añadió, en el caso de no poder cobrar esa cantidad no podrán completar la primera vuelta de la liga.


“Nos estamos jugando el futuro del club a muy corto plazo”, subrayó Martínez, que aludió al “cansancio” de la entidad “de que se nos diga una cosa y luego no se haga nada”.


El problema radica en la negativa del Concello, basándose en informes desfavorables de Intervención y Secretaría, a reconocer las facturas en concepto de transporte de la temporada 2019/2020 (18.975 euros) y siguiente (3.000) por haberse abonado fuera del plazo de justificación. Desde la entidad se explicó que estos pagos se hicieron con fecha de 31 de diciembre de 2019 a través de un cheque. “El cobrador tiene un plazo de 15 días para hacerlo, pero en el momento en que se emite se considera pagado; de hecho, en la factura consta pago al contado, es decir, que la empresa que lo recibe se da por pagada”. Así, el portavoz del Valdetires expuso que “como estamos dentro de plazo, no se puede decir que no se cumplieron los requisitos para que esa cantidad sea subvencionable” y manifestó que “no tiene ni pies ni cabeza” que “el cobro de una subvención dependa de la conducta de un tercero a la hora de cobrar”.


Según apuntó Martínez, el concejal de Deportes, Antonio Golpe, los tranquilizó diciendo que el cobro “dependía de una decisión política y que esta estaba encaminada”, aunque criticó que no asistiera a una reunión a finales de julio con todos los grupos políticos. “Entendemos que el grupo de gobierno no tiene mucho interés en el deporte en general –y lo vemos en el estado de las pistas, el mantenimiento, la forma de organizar eventos, los intentos de hacer recortes–, y en el femenino en particular”.


Además, el Valdetires sostiene que existen mecanismos administrativos para poder dar una solución que persiguen también los grupos de la oposición, que presentarán una moción en el próximo pleno.

El Valdetires acusa al Concello de hacer peligrar su futuro