El flujo de peregrinos en el Camiño Inglés se acerca a cifras de antes de la pandemia

Peregrinos, ante el mural pintado por la artista Sofía Piñeiro en la entrada de la oficina de información sobre el Camino Inglés del muelle de Curuxeiras | jorge meis
|

El Camiño Inglés no se ha recuperado todavía del golpe que supuso la pandemia para una ruta en alza que multiplicaba las posibilidades turísticas de la zona. Sin embargo, las cifras de la Oficina del Peregrino, entidad dependiente de la Catedral de Santiago a la que pueden acudir los caminantes a recibir su credencial, reflejan una clara recuperación. En el mes de agosto iniciaron la ruta en Ferrol 2.959 personas, y el Camiño Inglés, en total (contando también las salidas desde A Coruña), llegó a las 3.052 personas. Es un dato que supera ampliamente el del mismo período del año pasado (cuando hubo 945 salidas desde Curuxeiras y 972 en total) y se aproxima al de 2019, cuando el coronavirus todavía no había hecho su aparición. En aquel agosto se registraron 3.554 peregrinos que habían partido de la ciudad naval (casi 600 más que los de este año) y 3.660 habían hecho la ruta inglesa.


Los números de este mes de agosto suponen un incremento respecto a los que se contabilizaban en julio (eran 2.101 frente a 2.959). Pero el efecto de la pandemia no puede mirarse solo en el verano, cuando se recuperó la movilidad y se aflojaron restricciones ante el avance que ofrecía la vacunación. En febrero, por ejemplo, no hubo ni un solo peregrino que saliese de Ferrol, según las estadísticas de la oficina de la Catedral. En total, de enero a agosto, partieron desde Curuxeiras 6.198 personas. En 2019, en esos ocho meses, fueron prácticamente el doble los caminantes (11.487). Si lo comparamos con el nefasto 2020, sin embargo, el balance es más positivo. El año pasado hubo meses con los albergues cerrados y las estadísticas se desplomaron. Entre enero y agosto utilizaron esta vía para llegar a Compostela un total de 2.039 caminantes.


El tercer puesto

La ciudad de Ferrol ocupa el tercer puesto dentro de los puntos de salida elegidos para iniciar el camino jacobeo. Solo tiene por delante a Sarria (de donde partieron, en agosto, 15.201 peregrinos) y a Tui (4.463).


El Camiño Inglés, en general, también ocupa el tercer puesto entre las preferencias, por detrás del francés (de ahí el primer puesto de Sarria) y del portugués (también en el segundo lugar de salida se situaba Tui, parte de esta ruta, que puede hacerse así en pocas etapas).


La vuelta de los peregrinos se ha percibido en agosto y también en septiembre en el aumento de caminantes en las calles y carreteras y en la reactivación de albergues, tanto los de titularidad municipal y autonómica como los privados.


Se han puesto en marcha, además, iniciativas para destacar el valor del Camiño Inglés. Esta misma semana se recibía a un grupo de personas de entidades de Irlanda y del Reino Unido, a los que se les explicaban los valores de la ruta desde Ferrol para que puedan divulgarla en sus lugares de origen. La experiencia se repetirá a finales de mes con turoperadores. Se trata de una iniciativa impulsada por la Deputación da Coruña, en colaboración con la asociación de municipios, que ha llevado incluso a señalizar algunos kilómetros en las islas, animando así a comenzar a andar desde allí, emulando a los peregrinos originales.

El flujo de peregrinos en el Camiño Inglés se acerca a cifras de antes de la pandemia