En Bolivia sí que saben lanzar bulos

Una representación de un clásico hombre lobo | aec
|

Qué fantasía vivir en Bolivia y que el principal bulo que circule sobre las vacunas del coronavirus sea que uno corre el riesgo de convertirse en hombre lobo si se presta a recibir las dosis. Como efecto secundario mola mucho más que el del brazo imantado del que se hablaba aquí. Entre ser una criatura legendaria y que se te pegue un tenedor en el hombro no hay color. Y es mucho más espectacular todavía que sea el mismísimo presidente del país el que dé una rueda de prensa para desmentir el rumor. Eso es compromiso con el bienestar de sus ciudadanos.

En Bolivia sí que saben lanzar bulos