El Racing mira al inicio de liga sin viejas inquietudes

Jon García y sus compañeros se acercan ya a la línea de salida de su debut en Primera RFEF | j. meis
|

En la semana de entrada en competición, la formación racinguista no piensa ya en el corajoso triunfo vivido ante el Lugo o en la derrota de hace unos días ante el Coruxo en su presentación en casa. Para uno de los veteranos en la formación verde, Jon García, “no hay que darle importancia a esos resultados. Al final miramos la actitud del equipo, pero sabemos que si nos relajamos y no somos nosotros, en casa o fuera, nos puede ganar cualquiera”, señala el futbolista, “nos tiene que servir para ponernos un poco las pilas y venir el sábado para que los tres puntos se queden en casa”.


En el otro lado, el encuentro de este sábado en A Malata ante el Unionistas será el debut en competición oficial de uno de los recién llegados a las filas verdes, Manzanara, que asimismo señalaba sobre el traspié ante el grupo olívico que “tampoco debemos preocuparnos en exceso. Nosotros sabemos las cosas que tenemos que hacer y cuales son las ideas del míster”.


Dominio, control, presión e intensidad. Esas son, sobre el papel, las ideas que el Racing espera plasmar desde el duelo de esta primera jornada ante los salmantinos, una tarea que para García “sabemos que no va a ser fácil, es una categoría nueva, pero los que estamos somos de un cierto nivel y un mínimo despiste puede hacer que pierdas un partido que al final del año te lleva a estar arriba o no”, comenta el central, “tenemos que estar convencidos de las ideas que tenemos y las que entrenamos, y queremos poder hacer el sábado un buen partido delante de nuestra gente y quedarnos con los puntos”.


Una contienda en la que tanto García y Manzanara como el resto de sus compañeros se podrán tomar la revancha respecto a la derrota sufrida la pasada campaña en A Malata y asimismo mejorar el empate en tierras salmantinas.


Aficionados

Un duelo en el que los racinguistas estarán arropados en esta ocasión solo por sus abonados, que serán aquellos que puedan acceder a este primer duelo liguero que, debido a las limitaciones sanitarias y por la capacidad del estadio, estaría limitado a 3.000 personas. Los aficionados tendrán que entrar por su puerta correspondiente –que se abrirán a las 16.30 horas–, si bien a su llegada se les asignará un asiento, de cara a mantener la distancia de seguridad. Un duelo que puede dar un nuevo empujón a una campaña de socios que esta semana, en la que se comenzaron a llevar a cabo nuevas altas, suma ya más de 300 nuevos nombres.

El Racing mira al inicio de liga sin viejas inquietudes