La dársena ferrolana ya cuenta con su distinción como puerto Xacobeo

La escultura a modo de banco representa la línea costera de Galicia y la forma de las olas | jorge meis
|

Curuxeiras ya cuenta con su identificación como Puerto Xacobeo tras la instalación de un hito que acredita el papel de la dársena local en la historia de las peregrinaciones a Santiago de Compostela vinculadas al Camiño Inglés, uno de los recorridos marítimos.


El distintivo en cuestión se ha colocado cerca del Jardín de la Ranita por iniciativa de la Xunta de Galicia en el marco de las acciones vinculadas con el Xacobeo 2021-2022. El plan incluye la instalación de 28 hitos similares a este que servirán para identificar todos los puertos deportivos de titularidad autonómica, además de las dársenas gallegas de interés general del Estado.


Diseño de Lucas Díaz

Los distintivos del Camiño Inglés han sido diseñados por el arquitecto Lucas Díaz y consisten en un banco con forma de ola fabricado en hormigón armado de color blanco.


Con estos elementos compositivos se pretende simbolizar el perfil costero de Galicia, sus montañas y los ríos que confluyen en el mar, evocando también las sinuosas curvas que forman los caminos de la particular orografía de la comunidad.


Cada una de estas figuras incluye una nota con el nombre de cada puerto y una glosa sobre su origen y la actividad histórica vinculada a la tradición xacobea, basada esta en los estudios del investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y doctor en Historia Medieval de la Universidade de Vigo Francisco Javier Pérez Rodríguez.


Rutas marítimas Edad Media

La dársena de Ferrol es el punto de partida del Camiño Inglés, una de las rutas de peregrinación a Compostela que comienza en el mar. Este itinerario marítimo evoca el recorrido que hacían peregrinos procedentes de los países escandinavos, Países Bajos, norte de Francia y, principalmente, de Inglaterra, Irlanda y Escocia a través de las denominadas rutas jacobeas.


Así arribaban a España en barco, entrando por diferentes puntos de Galicia, entre ellos el puerto de Ferrol, o los de Ribadeo, Viveiro y A Coruña. Tanto Ferrol como Coruña, por sus dimensiones, se consolidaron tradicionalmente como los puntos de partida de las dos alternativas del Camiño Inglés.


Algunos llegaban a la ciudad herculina guiados por la Torre de Hércules y otros accedían a la península a través de la dársena ferrolana. Se tienen noticias documentadas de peregrinaciones llegadas de los países anteriormente indicados desde el siglo XII. De hecho, muchos de los registros de defunción de la época constatan su presencia a lo largo de esta ruta.

La dársena ferrolana ya cuenta con su distinción como puerto Xacobeo