Las residencias aumentan los cribados ante el incremento de casos, pero mantienen actividades y visitas

Dos ancianos pasean frente a la residencia de Las Gándaras, la mayor de Lugo, después de contabilizar un total de 49 positivos, a 17 de agosto de 2021, en Lugo
|

Tanto las residencias de mayores como las de discapacidad han aumentado los cribados en los centros, concretamente a sus trabajadores --vacunados y sin vacunar-- ante los últimos brotes detectados, pero mantienen las actividades grupales y las visitas y salidas de los residentes.


Consultada por Europa Press sobre las medidas que se están adoptando en estos centros a raíz de los últimos brotes por covid-19 --los más recientes en la residencia de mayores de Betanzos (A Coruña) y en el de discapacitados de Chapela-Redondela (Pontevedra)--, la Consellería de Política Social ha confirmado que algunas medidas se han intensificado.


"Desde hace unas semanas, en vista de que la incidencia poblacional estaba incrementándose y que, en las residencias, de manera puntual estaban apareciendo nuevos positivos, se han reforzado las medidas de seguridad e higiene", ha explicado el departamento.


Así, además de los cribados a sus trabajadores, Política Social ha indicado que a las residencias se les suministran test de antígenos "para que ante cualquier sospecha puedan hacer pruebas de forma inmediata".


Otra de las recomendaciones por parte de la Consellería es que, en estos centros, se refuercen los protocolos, "con especial hincapié" en el uso de las mascarillas en las zonas comunes, la desinfección e higiene de los espacios, el lavado frecuente de manos o la distancia de seguridad entre los usuarios.


"MEDIDAS PROPORCIONALES A LA REALIDAD"

Política Social ha remarcado que está "en permanente contacto con la Consellería de Sanidade para "tomar las decisiones necesarias" en este aspecto, pero ha apuntado que "hay que tener presente que la práctica totalidad de los residentes y trabajadores de residencias están vacunados, por lo que las medidas que se vayan a poner en marcha deben ser proporcionales a la realidad".


Es por esto que, "por el momento", se mantienen las actividades grupales y también las visitas y salidas de los residentes tanto de residencias de mayores como de discapacidad. Con todo, en aquellos centros en los que se detecta un brote, ha indicado Política Social, "mientras este no se estabiliza", se suspenden "momentáneamente" las actividades mencionadas "por precaución".


"Como es lógico, tanto las actividades como las visitas y salidas se retoman en aquellos usuarios no contagiados cuando se asegura y se estabiliza el brote", ha puntualizado el departamento, que ha insistido en que el comité clínico "monitoriza permanentemente" la situación en las residencias.


NUEVAS FORMAS DE COMUNICARSE

La pandemia por covid-19 ha cambiado las formas de comunicación e interacción social, sobre todo en residencias de mayores y discapacitados, colectivos de riesgo sobre los que se ha extremado todavía más la precaución en los encuentros --nombradamente con familiares y otras visitas externas al centro--.


Para combatir las limitaciones derivadas del contexto pandémico, algunas residencias han tratado de establecer, a través de las nuevas tecnologías, nuevas formas de comunicación con el exterior para los residentes.


Es el caso de los complejos Domusvi --en la Comunidad, presente en Vigo--, que ha puesto a disposición de los usuarios de las residencias de mayores un servicio que les permite realizar videollamadas con sus familiares de manera regular.


En un comunicado, el complejo ha explicado que este servicio "supone un paso más en el proceso de digitalización de DomusVi" y se complementa, además, con un sistema avanzado de gestión de contenidos y aplicaciones, con el que a través de una televisión se pone a disposición de los usuarios diferentes servicios e información personalizada.


Algunas de las prestaciones son el 'canal familiar', donde las propias familias son las que suben contenido para compartirlo con el residente y que el usuario puede consultar en cualquier momento del día, información nutricional, la agenda de actividades que se realizan en el centro residencial, recordatorios individualizados y acceso a canales temáticos, al canal corporativo y a juegos.

Las residencias aumentan los cribados ante el incremento de casos, pero mantienen actividades y visitas