La AVV Ferrol Vello teme el cierre definitivo del consultorio del barrio

El centro tiene asignadas algo más de un millar de tarjetas sanitarias | jorge meis
|

Diecisiete meses después, el consultorio de la calle Manuel Comellas, en Ferrol Vello, continúa cerrado. La irrupción de la pandemia en marzo de 2020 llevó a los responsables del Área Sanitaria a trasladar el servicio al centro de salud Fontenla Maristany y, pese a la petición de la entidad vecinal del barrio, no contempla en estos momentos su reapertura.

La AVV recuerda que el cierre del consultorio era habitual durante parte del verano de los años anteriores, una medida a la que se oponía la entidad y que motivó escritos dirigidos al Área Sanitaria pidiéndole que lo mantuviese abierto todo el año con la cobertura de los periodos vacacionales de sus trabajadores. Ahora, tras casi un año y medio con la puerta cerrada, la asociación teme que sea la definitiva. “Boa parte da poboación que vive no barrio”, expone la secretaria de la entidad, Iria Fandiño, “é xente maior, con dificultades de mobilidade, e ter o consultorio pechado obrígaa a desprazarse, polo que é un trastorno para eles. Ter o médico no barrio era algo moi positivo para toda a veciñanza”.

El centro tiene asignadas más de un millar de tarjetas sanitarias que no solo están empadronadas o residen en el barrio, sino en diferentes puntos de la ciudad, incluidos Covas y San Xurxo. Inicialmente, el centro atendía a los asegurados del Instituto Social de la Marina, pero con la transferencia del centro al Servizo Galego de Saúde se fueron incorporando más personas al cupo del consultorio del muelle.


Quejas de particulares


La AVV destaca que en los últimos meses han recibido “múltiples queixas” de los vecinos y vecinas que ya reclamaban su mantenimiento los meses de verano antes de la pandemia. Ahora, las protestas han aumentado porque “xa son moitos meses sen ese servizo e sen esa atención”, subraya Fandiño.

El último escrito remitido por la entidad vecinal al Área Sanitaria de Ferrol es de hace dos meses, recuerdan desde la AVV. En él insisten en la “importancia” que tiene para el barrio poder contar con este servicio, pero lamentan “non ter recibido unha resposta”, silencio que les hace pensar en un cierre definitivo, “tendo en conta ademais que cada vez hai en xeral menos atención presencial” y, por lo tanto, señalan, “sen que ata o de agora se nos plantexe un horizonte ou un plan para reabrilo”. 

La AVV Ferrol Vello teme el cierre definitivo del consultorio del barrio