Los expertos prevén que se modere la inflación sin afectar al crecimiento

Un barco mercante cargado con varios contenedores arriba a puerto | aec
|

Las altas tasas de inflación observadas en los últimos meses tenderán a moderarse en la segunda mitad del año, los expertos, que descartan que la subida de los precios vaya a afectar a la recuperación económica.


El índice de precios de consumo (IPC) encadena cuatro meses por encima del 2% -2,2% en abril, 2,7% en mayo, 2,7% en junio y 2,9% en julio-, que es el umbral que el Banco Central Europeo aconseja no rebasar para evitar un sobrecalentamiento de la economía.


Sin embargo, los expertos restan importancia a este repunte, ya que está relacionado con factores coyunturales y temporales.


En primer lugar, señala el director de ATL Capital, Félix López, los precios de 2021 se comparan con los de 2020, que estaban hundidos por “los efectos iniciales de la pandemia”, lo que da a la inflación un carácter “estacional” que se irá corrigiendo.


A esto se une el encarecimiento de la energía: en la primera semana de agosto, los carburantes costaban en España un 20% más que un año antes, mientras que la electricidad en el mercado mayorista batió varias veces su récord, debido entre otros factores a los mayores costes de los derechos de emisión.


El encarecimiento del transporte y de las materias primas llevaron a

un alza coyuntural de los precios


En un informe publicado esta semana, el Banco de España calculaba que los derechos de emisión sumaron dos décimas a la inflación y el precio del gas, cuatro décimas.


El profesor de economía del IEB Javier Niederleytner añade que también se encarecieron otras materias primas, como el cobre o la madera, y se registró un “’shock” de producción” derivado de la falta de determinados productos debido al cierre de fábricas por la pandemia, lo que hizo escalar los precios.


Otro elemento adicional, puntualiza el profesor de Economía de la Universidad CEU San Pablo Juan Luis Santos, se dio en el transporte, donde la escasez de barcos encarecieron los fletes en un momento de aumento de la demanda a causa de la recuperación.


Pero si se eliminan estos componentes, la inflación subyacente –que no tiene en cuenta los volátiles precios de la energía y los alimentos– permanece por debajo del 1% desde hace un año, con una pequeña escalada del 0,6% interanual en julio frente a los datos de mayo y junio (0,2%).


Por ello, los expertos esperan que la inflación se modere una vez que se reajuste la oferta y la demanda y se supere el llamado efecto escalón de comparar con los meses de 2020 de mayor incidencia de la pandemia, un proceso que se verá reforzado por el hecho de que el empleo no está presionando al alza los salarios. 

Los expertos prevén que se modere la inflación sin afectar al crecimiento