Ración doble o primera dosis

|

Pues menuda gracia la supuesta ocurrencia de una enfermera alemana de inocular a varias personas una solución salina en lugar de la vacuna contra el coronavirus. En un primer momento se consideró que lo hacía por convicción –gran idea poner a una antivacunas a pinchar a la población, por cierto– y luego ella, que en todo momento niega los hechos, se explicó diciendo que se le rompió un vial y compensó la pérdida con restos de otros. Pero nada de inyectar agua con sal. El caso, que ante la duda, 8.500 ciudadanos van a tener que vacunarse otra vez. FOTO: Un sanitario prepara una dosis de la vacuna | efe

Ración doble o primera dosis