La Policía Nacional sospecha que tres bandas de ladrones de pisos actúan este verano en A Coruña

Prácticas policiales de apertura de cerraduras | patricia g. fraga
|

Llega el verano y con él, los largos días que se disfrutan mejor en el exterior, en la playa o en el campo. Nadie quiere quedarse en casa, y de eso se aprovechan las bandas itinerantes de ladrones de pisos, que estos días visitan la ciudad a menudo. Aunque todavía no se ha detenido a ningún grupo, fuentes policiales estiman que son tres bandas distintas, todas de origen internacional: croatas, colombianos y georgianos. .

En todos los casos, actúan en pisos vacíos, así que suelen esperan a los fines de semana, sobre todo por la tarde, cuando las posibilidades de que las viviendas estén vacías son más altas. No necesitan más que unos pocos minutos para abrir la puerta, dirigirse al dormitorio principal donde en casi todas las viviendas se guardan las joyas. El oro es, efectivamente, lo único que buscan estas bandas, que desdeñan la electrónica u otros objetos.

Pero lo que les diferencia a las bandas es el modus operandi: la banda croata, integrada en su mayoría por mujeres, emplea el método del resbalón. Este sistema consiste en utilizar una tira de plástico para introducirla entre el marco y la puerta, para retirar el resbalón, la pieza móvil que se inserta en el marco. Solo funciona si no se ha echado la llave, así que las autoridades aconsejan al público que siempre lo haga, aunque abandone la casa solo por unos minutos. Se trata de una precaución básica que puede evitar el robo.

Las mujeres suelen despertar menos recelos entre los vecinos de un inmueble cuando las descubren en los portales y los pasillos, así que no es raro que cometan este tipo de delitos. En realidad, según las mismas fuentes de la Policía Nacional, en la mayor parte de los robos que se están cometiendo este verano (ya van varias docenas) se empleó el método del resbalón, lo que apuntaría a la banda croata como la más activa.


Apalancamientos


En cuanto a los colombianos, suelen emplear una barra de hierro, comúnmente llamada “pico de loro”, para hacer palanca y forzar la puerta. En determinadas circunstancias, cuando el inmueble es antiguo y la puerta es débil, basta un destornillador. .

Por último, hay que mencionan los georgianos, aunque este grupo es el menos activo, y solo se le atribuyen un puñado de robos. El sistema al que más recurren para forzar la puerta es el “bumping”. un sistema para abrir la cerradura que consiste en introducir una llave especial, sin marcas, mediante golpes repetidos con un martillo hasta que todos los pernos están alineados y se puede hacer girar la llave. Es una técnica que muy extendida, de la que incluso hay tutoriales en internet. Los georgianos están radicados en Madrid, y puede que solo hayan visitado A Coruña en una ocasión.


Alarma vecinal


Muchos de los pisos allanados se encuentra en el centro, en Ensanche y Monte Alto, pero la preocupación por estas bandas itinerantes se extiende por los vecinos de toda la ciudad, como se refleja en las redes sociales, donde las víctimas advierten a sus contactos de casos sospechosos, como el que ocurrió el lunes pasado en la avenida de Os Mallos, cuando intentaron un apalancamiento en un octavo piso. Sin embargo, la cerradura resultó demasiado fuerte para ellos.

También en Matogrande ha saltado la alarma recientemente al encontrar un vecino papeles bloqueando el cierre de las portales en la calle de Juan Díez Porlier, donde ya sufrieron una ola de robos hace unos años. Sospechan que de esta manera los ladrones entran y salen de los edificios sin tener que esperar a que un vecino les abra la puerta. En todo caso, la Policía espera que este fin de semana vuelvan a recibir denuncias de allanamientos. 

La Policía Nacional sospecha que tres bandas de ladrones de pisos actúan este verano en A Coruña