La trainera de Ares mantiene su renta con la zona peligrosa

La embarcación aresana, durante una prueba de esta temporada | Aitor Arrizabalaga/Eusko Label Liga
|

Entra la “Santa Olalla” en la segunda mitad del campeonato con nueve puntos de renta sobre la penúltima posición –la que obliga a disputar un playoff entre cinco en el que solo los dos mejores logran su permanencia en la elite– y quince sobre la última –la que condena al descenso–. Es la situación que se deriva de los cuatro puntos sumados ayer por la trainera del Club de Remo Ares en la decimotercera edición de la Bandera de Bilbao, una prueba en la que no compitió la embarcación de Lekittarra –con positivos por Covid-19– y en la que la escuadra de Ferrolterra minimizó las pérdidas en un escenario que le era bastante hostil.


Competir en formato contrarreloj en la ría de Bilbao no dejó lugar a demasiada estrategia, algo que no le sentó del todo bien a la “Santa Olalla”. De hecho la trainera del Club de Remo Ares, que salió detrás de las de Zarautz y Tirán, solo fue capaz de superar a la primera en una regata en la que, tras la igualdad de los dos primeros largos, el aumento de la intensidad del viento a partir de la tercera condicionó las cosas. Fue le embarcación pontevedresa la que mejor de adaptó a las circunstancias y eso le permitió hacerse con la victoria en una tanda en la que, al menos, Ares eludió la última posición de esta manga para garantizarle la suma de tres puntos.


A la espera de conocer si el viento se convertía en un factor decisivo de cara a las dos últimas tandas, la segunda serie confirmó la igualdad que había entre todos los participantes. Y la paulatina bajada de la intensidad del aire demostró que este no iba a ser un factor determinante para el resultado. Al contrario, aunque con distancias pequeñas, los mejores fueron demostrando su nivel. Solo el fiasco de Ondarroa en su manga le hizo acabar último en la prueba y permitir a la “Santa Olalla” sumar un punto más a su casillero.

La trainera de Ares mantiene su renta con la zona peligrosa