Puigdemont pierde el escudo de inmunidad

Puigdemont, cuando era inmune | efe
|

Carles Puigdemont va a dormir desde ahora un poco más intranquilo. Porque resulta que la Justicia europea considera que ya no es intocable. O lo que es lo mismo, le retira la inmunidad parlamentaria de la que disfrutaba hasta ahora con una sonrisa de superioridad. Claro que el motivo de la suspensión de esta medida es que el tribunal no encuentra peligro inminente de que el valeroso líder que huyó a Bélgica en cuanto tuvo ocasión vaya a ser detenido. Porque no tiene pinta que este país ni cualquier otro Estado miembro de la UE vaya a extraditarlo a España, donde le espera la orden del juez Llarena para que pase por las dependencias judiciales a dar cuenta de su participación en el 1-O. Todo sea que en uno de esos viajecitos que hace se equivoque de frontera y pise territorio español. Cosas más raras se han visto.

Puigdemont pierde el escudo de inmunidad