La calle Pardo Bajo perderá el adoquín y tendrá una veintena de cerezos japoneses

Plataforma central y aceras estarán al mismo nivel | d.a.
|

La licitación de la reforma de la calle Pardo Bajo se pondrá en marcha tan pronto entre en vigor el nuevo presupuesto. La reconversión de este espacio en zona definitivamente peatonal requerirá de una inversión de 538.000 euros y supondrá la desaparición del adoquín y su sustitución por losas de granito. 


Aceras y plataforma central estarán al mismo nivel, y en el caso de las primeras se mantendrán las piedras actuales, salvo en el caso de que sea necesaria su sustitución.


El edil de Urbanismo, Julián Reina, pone esta calle como modelo de la peatonalización preferida por el gobierno local, en una convivencia entre los peatones y los usos hosteleros. Se deberá actuar también en algunos puntos de saneamiento y abastecimiento de agua, se instalará gas-ciudad y se soterrará el cableado. También se plantarán 19 cerezos japoneses como los de Callao.

La calle Pardo Bajo perderá el adoquín y tendrá una veintena de cerezos japoneses