La caída en los sólidos lastra una primera mitad de año brillante para los tráficos en el puerto de Ferrol

Ferrol se situó a la cabeza de Galicia en tráfico de contenedores, tanto en unidades como en volumen | jorge meis
|

Decir a estas alturas que el cierre de Endesa en As Pontes y la crisis de Alcoa han resultado demoledoras para la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao sería, cuanto menos, reiterativo. No obstante, ambos factores son cruciales a la hora de entender el balance semestral publicado por Puertos del Estado; un documento en el que, por encima, parece mostrar que el período fue nefasto para la ciudad naval y su zona de influencia –el tráfico general muestra una caída del 4,26% acumulado desde enero en comparación con el mismo período de 2020–, pero que teniendo en cuenta ambas situaciones muestra una imagen muy diferente.


De este modo, los graneles sólidos, otrora el núcleo de las operaciones de la Autoridad Portuaria –principalmente el carbón para Endesa y la alúmina y bauxita para Alcoa–, cayó un 14,04%, pasando de 3.453.815 toneladas a 2.968.410 en la primera mitad del año. Este resultado sitúa porcentualmente a la zona a la cola de Galicia, con A Coruña, Vigo, Marín y Vilagarcía presentando cifras positivas –se han excluido de este análisis los resultados de transporte de viajeros, dado el descenso prácticamente total en todos los puertos españoles de titularidad estatal salvo Huelva, Baleares y Santander–.


La parte negativa del balance, no obstante, termina ahí, dados los grandes resultados obtenidos en el resto de áreas de negocio en el puerto de Ferrol, situándolo en muchas de ellas porcentualmente a la cabeza de la Comunidad.


Nuevas mercancías estrella

Como ya se había señalado, si en algo destacaban en el pasado las dársenas de la ciudad naval era en sus más que notables cifras de descargas de graneles sólidos. Es por ello que la caída de estos obligó al organismo regentado por Indalecio Seijo a buscar nuevas líneas de negocio. Así, la apuesta por los graneles líquidos y la mercancía en contenedores comienza a dar sus frutos, arrojando cifras muy prometedoras durante esta primera mitad de año.


Comenzando por los líquidos, los puertos de Ferrol y San Cibrao registraron durante los últimos seis meses cargas y descargas por valor de 1.555.850 toneladas, frente a las 1.366.449 del mismo período de 2020 –un incremento del 13,86%–. Este resultado no solo ha sido el único positivo de toda Galicia –tan solo A Coruña tiene mayor entidad que Ferrol en esta área y registró una caída del 5,32%–, sino de los diez del total de 28 puertos españoles con un incremento este semestre.


El área de mercancías también fue, porcentualmente, extremadamente positiva en 2021 para la Autoridad Portuaria, con un incremento acumulado del 18,59% desde enero –de 381.210 a 452.091 toneladas–, tan solo superado en Galicia por Vilagarcía. Estas cifras mejoran más si cabe en el área de contenedores –una de las grandes apuestas del anterior presidente de la Autoridad, José Manuel Vilariño–, registrándose un incremento acumulado desde enero del 53,9% en volumen –pasando de 49.509 toneladas a 76.193– y de un 61,97% en número de contenedores –de 4.796 a 7.768–, situándose en ambos casos a la cabeza de la Comunidad.


Otras áreas positivas

A pesar de que la apuesta del puerto por los contenedores y el auge del GNL han mejorado notablemente los resultados de mercancías y líquidos, estas no son las únicas áreas que han brillado durante el primer semestre del presente 2021.


Por una parte, las descargas de pesca crecieron desde enero un 49,1%, alcanzándose las 128 toneladas –el resultado en volumen más bajo de Galicia pero el primero en incremento porcentual–. Por otra, el avituallamiento general creció en este período un 42,95%, mientras que el específico de combustible lo hizo un 5,1%.

La caída en los sólidos lastra una primera mitad de año brillante para los tráficos en el puerto de Ferrol