Los jueces de derechas

|

La reciente sentencia del Tribunal Constitucional considera que el confinamiento era imprescindible para luchar contra el Covid-19, pero también señala que su aplicación provocó un estado de desorden público, que unido al colapso sanitario requería aplicar un estado de excepción. Desde luego, yo no creo que el orden público se alterara hasta ese extremo y (esto es de cosecha propia), ir más allá del estado de alarma dejaría impunes los abusos policiales que inevitablemente se cometen en estos contextos.


El ajustado fallo de un TC que funciona fuera de plazo es legítimo, pero sospechosamente partidista porque rezuma ideología sin disimulo. Es otro episodio de la guerra jurídica que una parte de los jueces de derechas, los que consideran compatibles el recto proceder y el activismo político en los juzgados, libran contra el gobierno de izquierdas bajo una débil apariencia de legalidad.

Los jueces de derechas