El Gobierno palestino condena la detención de una periodista durante una manifestación en Jerusalén Este

|

El Ministerio de Información del Gobierno palestino ha condenado la detención el sábado de la periodista palestina Givara al Budeiri, que trabaja para la emisora qatarí Al Yazira, durante una manifestación contra la expulsión de palestinos del barrio de Sheij Jarrá, en Jerusalén Este.


En concreto, el Gobierno palestino ha denunciado el "comportamiento violento" de la Policía israelí durante la manifestación convocada por el 54º aniversario de la Naksa, la ocupación de Cisjordania, incluida Jerusalén Este, y la Franja de Gaza por fuerzas israelíes en 1967, informa la agencia de noticias palestina WAFA.


El Ministerio de Información palestino ha pedido al Consejo de Seguridad que aplique la Resolución 2222 para garantizar la protección de los periodistas y que los responsables de estas acciones rindan cuentas.


La Policía israelí ha asegurado que Al Budeiri agredió a las fuerzas de seguridad cuando intentaban disolver la protesta y que la mujer se negó a identificarse. La Policía ha informado además de que los vecinos del barrio han lanzado piedras y petardos contra los agentes.


Los vídeos difundidos del incidente muestran que la mujer llevaba un chaleco con la palabra "press" (prensa) escrita y no se aprecia ninguna agresión contra los agentes.


La posible expulsión de varias familias palestinas de Sheij Jarrá ha provocado una escalada de tensión en la zona y la reciente ofensiva militar israelí sobre la Franja de Gaza.


La escalada bélica estalló el 10 de mayo después de que Hamás disparara varios proyectiles, un día después de que agentes israelíes irrumpieran en la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes, e hirieran a cientos de fieles en pleno Ramadán.


Los combates, que se extendieron durante once días, se saldaron con la muerte de más de 250 personas en la Franja de Gaza, según los datos facilitados por las autoridades gazacíes, controladas por Hamás, y doce en Israel, entre ellas una mujer india y dos hombres filipinos.


El Gobierno palestino condena la detención de una periodista durante una manifestación en Jerusalén Este