Los problemas de la patronal gallega

|

José Manuel Díaz Barreiros es a la patronal gallega lo que fue Juan Pablo I al Vaticano. Su mandato fue exprés y efímero. Solo dos días le hicieron falta para tomar posesión de su cargo al frente de una Confederación de Empresarios de Galicia que llevaba casi tres años en interinidad y para, tras cuarenta y ocho horas que se suponen trepidantes, presentar su renuncia. Los motivos, en el fondo, los sabe el interesado y es de suponer que pocas personas más, ya que no se ha justificado suficientemente esta situación, pero la verdad es que Galicia necesita una patronal fuerte y más con la que nos está cayendo en lo económico. FOTO: José Manuel Díaz Barreiros | efe 

Los problemas de la patronal gallega