El Athletic y la pureza de la sangre

|

JOSU Urrutia, que así se llama el presidente del Athletic de Bilbao, no quiere salgan de la cantera un nuevo Dani Aranzubia u otro Fernando Llorente, riojanos ellos. No es que les tenga manía, sino que simplemente ha expulsado a los 150 niños riojanos que se formaban en las categorías inferiores. Todo por la pureza de la raza –el Rh negativo del que hablaba Arzalluz–... ¡menuda parvada! No hay nada que oponer a que un club quiera contar solo con gente de la casa, pero si hay que ser consecuentes habrá que poner en la calle al francés Laporte, al maliense Diarra o al rumano Ganea. ¡Yuhuuuu, Richard Barral!, a lo mejor puedes pescar. FOTO: urrutia, en actitud pensativa | aec

El Athletic y la pureza de la sangre