El alcalde 2.0 y sus vecinos Fittipaldis

|

HAY que ser justos; a Martiño “2.0” Noriega no se le puede culpar de todos los males de Santiago. Es el responsable de la mayoría de las desgracias, pero no de todas. Por ejemplo, no se le puede decir nada por el hecho de que la ciudad esté llena de Fittipaldis y un informe técnico la señale como la cuarta de España –solo superada por Ávila, Zaragoza y Madrid– en la que los conductores respetan menos los límites de velocidad. Aunque, por cierto, ya tiene mérito que estando como están las calles compostelanas, que el alcalde ha llenado de fochancas, los automovilistas vayan tan rápido. A ver si es que quieren escapar de la Marea del Sar. FOTO: martiño noriega | aig

El alcalde 2.0 y sus vecinos Fittipaldis