Una venganza muy medida y esperada

|

anda Donald Trump cobrándose su venganza tras el fracaso del intento de sacarlo de la presidencia de Estados Unidos con el impeachment. Algunos altos cargos optaron por declarar en su contra ante el gran jurado y eso, desde luego, no le sentó demasiado bien al único presidente naranja del mundo. Así, ha decidido destituir ya a dos de ellos por la vía rápida. Y, no nos llamemos a engaño, esto no le va a resultar suficiente, ya que en el punto de mira tiene a todos aquellos que abrieron la boca. Sin embargo, sus destituciones se irán produciendo de modo paulatino. Es tan sádico que hay quien cree que lo hace así para que sufran más. FOTO: Donald trump | aec

Una venganza muy medida y esperada