A Sánchez le siguen saliendo críticos dentro del PSOE

|

Ahora mismo da la sensación de que Pedro Sánchez está más preocupado por mantener en secreto al séquito que le acompaña cada vez que utiliza el Falcon del Estado que de explicar los entresijos del pacto que su Gobierno ha firmado con Bildu. Es normal, seguro que algunos amiguetes son habituales en el avión y, al final, lo único que le importa de Bildu es que vote a favor de los presupuestos, aunque solo sea para poder seguir usando el avioncito. Sin embargo, cada vez son más las voces que se están alzando contra este acuerdo. El último ha sido Jordi Sevilla, ministro en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En un tuit le pregunta a Sánchez si el pacto fue cosa suya o, lo que casi todo el mundo piensa, una ocurrencia de Pablo Iglesias que los socialistas acabaron por consentir. Su voz se une a la de otros históricos como Francisco Vázquez, Felipe González, Alfonso Guerra o José Luis Corcuera. Hombres que en su momento hicieron grande a ese PSOE al que Sánchez parece querer hundir en las cloacas. FOTO: Jordi Sevilla, cuando era ministro | aec

A Sánchez le siguen saliendo críticos dentro del PSOE