Lo dura que es la vida en el campo

|

LOS gallegos tenemos la suerte de poder vivir las cuatro estaciones del año en un solo día. Sin embargo, lo que ha pasado en los últimos días no es para bromear. Cuando parecía que la primavera había venido para quedarse y que las temperaturas bajas ya se habían despedido hasta la próxima temporada, unas terribles heladas han dañado gravemente los cultivos de toda la comunidad. Tal vez los más perjudicados hayan sido los viñedos. Se habla de que será una añada perdida. Si ya es difícil que el rural gallego atraiga a gente con ganas de trabajar, estos reveses demuestran lo dura que es la vida que les espera. FOTO: viñedos afectados por la helada | AEC

Lo dura que es la vida en el campo