Una cumbre del clima bien bonita

El coordinador de la Presidencia de la COP25, Andrés Landerretche (c), ofrece una rueda de prensa representando la presidencia chilena sobre el estado de las negociaciones, durante el último día de la Cumbre del Clima (COP25) celebrad
|

la cumbre del clima –oh, sorpresa– no ha servido para prácticamente nada. Dos semanas de conferencias, análisis, reuniones a alto nivel y muchas, muchas declaraciones de intenciones para concluir que los países van a estudiar la manera de afrontar el cambio climático de forma más decidida. O sea, eso de tenemos que reunirnos para ver cuándo quedamos. Pero no todo es un desastre. Aunque no se haya conseguido ningún avance significativo, los participantes están muy contentos con la organización por parte de España. Otra cosa no, pero de saraos aquí sabemos bastante. FOTO: una rueda de prensa de la cumbre | efe

Una cumbre del clima bien bonita