El mundo real en el que la Marea se siente tan mal

|

EN los cibermundos que tanto gustan en la Marea, nasía pa’ganá –en ella también hay quien prefiere los inframundos, por donde pululan a feixes los orcos, que se lo digan a Iago Martínez, el Rasputín de Teis–, el príncipe de las mareas se embarcaría para surcar los océanos y liberar al mundo de las injusticias. Que después cometiese las suyas ya sería otro asunto, pero, desde luego, las cometería, aunque las disfrazaría de acciones heroicas. En los mundos reales que tanto disgustan a la Marea, nasía pa’ganá, pues dejan al descubierto su incapacidad, el príncipe de las mareas, que responde al nombre de Xulio Ferreiro y al alcume de el Varoufakis de A Gaiteira, también se ha embarcado y ¡menudo embarque además! Aunque no surca los océanos, sino que se limita a costear, como si tratase de levantar un mapa de la fachada marítima. Va a ser mejor que se dedique a otra cosa, porque está haciendo un ridículo proverbial, que aún encima disfraza como si lo estuviesen marginando entre el Gobierno y la Xunta... Vamos que aún conserva los tics de sus tiempos de militante del Beneguai y le gusta hacerse la víctima. FOTO: el alcalde observa la facha marítima desde lo alto | aec

El mundo real en el que la Marea se siente tan mal