El día que nuestro sufrimiento tuvo fecha de caducidad

|

El Gobierno ya ha echado sus cálculos. Así, como contando con los dedos, ha determinado que podrá inmunizar a diez millones de personas con la vacuna de Pfizer contra el coronavirus a principios del año que viene. Además, también nos hemos enterado de que la vacunación será gratuita pero, antes de que se formen colas, también avisan de que los colectivos que tendrán preferencia para acceder a este nuevo bálsamo de Fierabrás los determinará el Sistema Nacional de Salud, como no podría ser de otro modo y es de suponer que primero irán los colectivos más sensibles a la enfermedad y también otros grupos, como el sanitario, que están más en riesgo de contagiarse. Es evidente que el anuncio de la multinacional norteamericana nos ha cambiado a todos la perspectiva que tenemos de la pandemia. Ahora mismo, todo nuestro sufrimiento tiene una fecha de caducidad que, además, puede estar bastante próxima. Ojalá que toda esta ilusión generada no termine saltando por los aires. FOTO: Un hombre pasa ante las oficinas de pfizer en nueva york | EFE/EPA/JUSTIN LANE

El día que nuestro sufrimiento tuvo fecha de caducidad