Una jueza osada que toca todos los palos

|

CUÁNTAS veces la tentación ha llegado bajo una gabardina, la única prenda con la que se cubre una mujer. Y de repente, ¡zas!, una movimiento ágil y la desnudez queda al descubierto. Eso al menos ocurre en las pelis, porque en la realidad... Pero la tentación también puede llegar bajo una toga, la de la jueza de Lugo pluriempleada como tarotista y vidente. Al parecer, cuando estuvo destinada en Las Palmas bailaba como stripper en un local, que lógicamente no era la sede de una ONG. ¿Y si estaba infiltrada para conocer desde dentro las mafias del tráfico de mujeres? Ayyyy... FOTO: octavilla promocional de la jueza tarotista | aec

Una jueza osada que toca todos los palos