Irene Montero se pone en ridículo

|

Irene Montero ha publicado un vídeo en su cuenta de Instagram en el que ha tratado de tapar el logo de la bolsa de ropa que llevaba con un sticker. Y con el gesto, que no deja de ser una ridiculez, ha dejado claras varias cosas. La primera es que compra en Stradivarius, como millones de mujeres de este país, y esto no sería relevante si no fuese por que ella misma ha querido esconderlo. Porque igual le llovían las críticas al darle beneficio a Amancio Ortega después de atacarle –sin sentido, por cierto–. La segunda es que ya puede ir practicando para ayudar a los niños con las manualidades del cole, porque se le dan fatal. FOTO: irene montero, con el gesto torcido | aec

Irene Montero se pone en ridículo