Los secesionistas no entienden de la ironía

|

hace falta ser muy créulo, tonto, o ambas cosas al mismo tiempo para creerse un artículo publicado por el Financial Times en el que se compara a Carles Puigdemont con Mandela, De Gaulle o Gandhi. La cuestión es que el prestigioso diario británico publica todas las semanas una columna de syu director editorial Raobert Shrimsley. Este artículo tiene siempre un marcado carácter satírico. De eso no se percataron intelecturales de la talla de Lluis Llach o el eurodiputado Ramón Tremosa, que raudos se dedicaron a retuitear la columna en la que se comparaba al patético Puigdemont con, por ejemplo, el hombre que se cargo el apartheid en Suráfrica. Y no es que se tratara de fina ironía británica, el artículo en cuestión recrea una ficticia conversación entre Puigdemont y un ayudante. “Ah, Barcelona, ¿volveré a ver Las Ramblas de nuevo?”, dice el mandatario. “Podemos llevarte de vuelta en horas. Podríamos retornar como Lenin. En un tren sellado hasta Perpignan”, le responde el falso colaborador. Y se lo tragaron. FOTO: Carles Puigdemont | aec

Los secesionistas no entienden de la ironía