Jácome, en busca de notoriedad

|

no es nuevo lo de confundir la defensa de una sanidad pública universal con el derecho de cada cual de elegir el hospital que prefiera para tratarse –siempre que pueda permitírselo, se entiende–. El último que ha caído en el error es el alcalde de Ourense, que no ha podido resistirse a criticar el hecho de que Joaquín Sabina haya acudido a una clínica privada tras su accidente en un concierto. Tampoco ha podido resistirse, suponemos, a aprovechar el nombre del artista para salir en la prensa nacional, donde es posible que solo lo conocieran como el regidor de la ciudad con el belén más feo de la historia. FOTO: díaz jácome

Jácome, en busca de notoriedad