David Vidal y su envidiable retranca

|

DAVID Vidal se confiesa; no con un cura –si lo hace o no con los curas es una cuestión particular suya–, sino con un periodista y demuestra que no solo conserva el acento gallego, sino también el alma gallega. Contesta a las preguntas con una retranca que ya quisiera para sí el mayor de los ultranacionalistas. Incluso “amenaza” al entrevistador con que no le dejará publicar nada si no dice que es de Portosín. En otro momento jura y perjura que ha sido feliz desde que lo fichó “el profesor don Arsenio Iglesias” y que le debe mucho a “ese hombre”. Entonces surge la duda: ¿lo dirá en serio o con retranca? Habrá que preguntárselo en otra entrevista. FOTO: david vidal | aec

David Vidal y su envidiable retranca