El Depor vuelve a las andadas

|

EL efecto mel comienza a diluirse como un azucarillo en el café caliente. De hecho, lo que ayer se vivió en Mestalla fue una especie de “deja vú” en el que lo de menos era quién ocupaba el banquillo blanquiazul, era el entrenador madrileño pero podría haber sido Gaizka Garitano. Los coruñeses comenzaron bien, fallaron un penalti, les anularon un gol en una decisión más que discutida y, al final, terminaron perdiendo 3-0 frente al Valencia. Buenas sensaciones pero patético final que hace que el descenso siga siendo una realidad muy presente para los aficionados, que lo ven aún muy cerca. FOTO: pepe Mel |Patricia g. fraga

El Depor vuelve a las andadas